Las dos huelguistas coincidieron en señalar que Rivero no tiene el perfil para administrar una institución sanitaria. “No es una persona preparada para manejar a todo el personal del hospital, no tiene la preparación” sentenció Maldonado
Las dos huelguistas coincidieron en señalar que Rivero no tiene el perfil para administrar una institución sanitaria. “No es una persona preparada para manejar a todo el personal del hospital, no tiene la preparación” sentenció Maldonado

Desde el 05.01.10 en la entrada del Hospital José María Benítez en La Victoria, Edo. Aragua es el escenario de una huelga de hambre. Tres trabajadoras se declararon en contra de los abusos laborales realizados por la junta interventora y la falta de insumos para la adecuada atención de los pacientes.

Las manifestantes, que no pueden ingresar al hospital por ordenes de Julio Rivero máximo representante de la junta, son las representantes de un nutrido grupo de trabajadores del hospital que por miedo a ser despedidos no expresa su inconformidad con la situación que se vive en el hospital.

Tallualt Henríquez, trabajadora social del José María Benítez, afirma “hay muchísimo miedo, nuestros compañeros de trabajo pasan en la madrugada o muy temprano en la mañana y en otro caso nos saludan con mucho cuidado y nos han manifestado que ellos están con nosotros pero no se acercan a la huelga por que necesitan el trabajo, tienen hijos y familia y no pueden exponer sus empleos”.

Entre los despidos injustificados figura el de Tibisay Maldonado camarera con seis años de laborando en el hospital y no se le cancelaron los pasivos laborales correspondientes. “Yo estoy sin nada, no me dieron nada” puntualiza Maldonado y ante los reclamos que realiza no recibe ninguna respuesta, “nos tratan como si fuéramos niños de piñata” agregó.

Henríquez calificó a la junta interventora como una “junta inquisidora”, la trabajadora social añadió “la realidad nos ha llevado a poder visualizar que ellos no están interviniendo, ellos están es destruyendo, realmente, la institución hospitalaria. Y pienso definitivamente, en el caso de esta junta inquisidora, la que esta destruyendo ese proceso lindo del que nos habla el presidente Chávez”.

Las dos huelguistas coincidieron en señalar que Rivero no tiene el perfil para administrar una institución sanitaria. “No es una persona preparada para manejar a todo el personal del hospital, no tiene la preparación” sentenció Maldonado.

Falta de insumos

La problemática no se reduce al “terrorismo laboral”, como lo califica Henríquez, por parte de la junta, va más allá y abarca la atención deficitaria que ofrece el hospital por falta de insumos.  La trabajadora social afirma “entre marzo y junio, se dieron la muerte de nueve neonatos por contaminación en el retén y es por la falta de insumos, como por ejemplo, gorro, batas, zapatos, entre otros”.

“No existen insumos en la institución hospitalaria, sin embargo, mantienen que si existe insumos y el que llegue a decir que hace falta algún insumo, que hace falta cualquier cosa, igualmente se le levanta un expediente” agregó Henríquez.  Por otra parte, la salida de especialistas dificulta la atención de calidad y complica aún más la situación.

“Nosotras si estamos por la defensa de un proceso justo y la construcción de un proceso verdaderamente revolucionario. Nosotras no podemos estar con la corrupción, ni con el amiguismo, ni con el nepotismo. Con esas cosas no estamos. Nosotras estamos realmente con una revolución donde se construya un hombre nuevo  y esas es la revolución que queremos y acompañamos a Chávez mientras realmente se dé la construcción de un hombre nuevo” finalizó la trabajadora social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.