Archivo
Archivo

La crisis hospitalaria en el estado Anzoátegui compromete el derecho a la salud de los habitantes de esa región. En el hospital Universitario de Barcelona Dr. Luis Razetti la situación es crítica por la falta de insumos y equipos médico-quirúrgicos que impide que exista un funcionamiento óptimo de los servicios, denunció la secretaria general del Sindicato de Empleados Públicos del Ministerio de Salud (SUNEP-SAS) de Anzoátegui, Janeth Cuivas.

En días recientes el estado del hospital fue foco de la discusión pública por la muerte de seis niños recién nacidos en el área de neonatología, hecho que los trabajadores y madres de los niños piden sea investigado. “En las áreas de neonatología no están dadas las condiciones para atender a los niños porque no le hacen las desinfecciones y mantenimiento. No son unas áreas cerradas, hasta animales se han conseguido en el área donde tiene a los niños. Se conformó un complejo hospitalario que no está dando la verdadera salud a la población porque no está funcionando. Las trabajadores del registro médico paralizaron su consulta porque no tienen material para las historias, están trabajando a oscuras porque no tiene luz”, denunció Cuivas.

Cuestionó que se destinen recursos al desarrollo de infraestructura y remodelaciones hospitalarias en detrimento de la dotación de insumos y equipos médicos. Sostuvo que las nuevas obras no se han traducido en mejoras de atención a la población porque permanecen paralizadas. El Hospital de El Tigre, el hospital Razetti, el hospital de Clarines, donde el personal manifestó el pasado 19.08. 2015 para exigir concluya la construcción del quirófano y el ambulatorio Dr. Alí Romero Briceño de Barcelona son las instituciones con áreas sin funcionamiento.

El hospital Razetti es el centro de salud más importante de Anzoátegui con atención a numerosas especialidades. El 03.08.2015, mismo día que las madres de niño, niñas y adolescentes, pacientes de la unidad de oncología del hospital J. M. de Los Ríos (Caracas) protestaron por la falta de medicamentos para el tratamiento de quimioterapias que tenían 15 días sin cumplir, los familiares de los niños recluidos en el hospital Razetti protestaban por la misma razón. En esa oportunidad, denunciaban también fallas en los aires acondicionados y ascensores del centro hospitalario.

Escuche a Janeth Cuivas, secretaria regional de Sunep- Sas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.