La alimentación es una de la necesidades básicas del ciudadano y uno de los derechos que deben ser garantizados por el Estado. Sin embargo, en los últimos años la canasta básica se ha visto afectada por la incidencia de algunos factores tales como inflación, escasez y falta de producción, derivando en largas colas y malos hábitos alimenticios.

salarios
Canasta básica alimentaria

De acuerdo a los datos suministrados por el Centro de Documentación y Análisis Social (CENDA) para Abril del año 2015, la canasta básica se ubicaba en Bs. 22.603,99, mientras que para el año 2016 la canasta básica se estableció en Bs 256.146,79.

Por otro lado, el estudio señalaba que para adquirir una canasta básica en Abril de 2015, eran necesarios 4 salarios mínimos, mientras que para este año se requerían alrededor de 22,1 salarios mínimos.

Cabe destacar que para el año 2015, 18 productos presentaban problemas de escasez. En contraste a esto, en Abril de este año se registraron 25 productos con problemas de escasez.

El fenómeno del bachaqueo

La escasez ha ido aumentando con el pasar de los meses y ante la falta de materia prima el acceso de algunos productos de primera necesidad se ha dificultado.

Como consecuencia de ello, el bachaqueo ha surgido como un fenómeno social que parte de la premisa de la demanda de un producto. De acuerdo al economista, José Romero, el bachaqueo aparece cuando un producto está escaso y por lo tanto, termina revendiéndose al doble del precio original.

«Con el bachaqueo, se coloca un precio mucho más caro en pro de generar una mayor ganancia. En Venezuela, la escasez se fija en torno a un problema de gestión y administración.» dijo José Romero.

der

Para Romero, la falta de alimentos y medicinas derivan en una mala inversión, al destacar las últimas adquisiciones en materia armamentística del país.

«El sistema de los Estados está diseñado para implementar políticas, no para producir y limitar el mercado.»

Por otro lado, el economista señala que se han incrementado la demanda de productos inelásticos, generando la escasez de estos rubros. Un ejemplo claro de ello, es la escasez de urnas actualmente. Romero, considera que debe ser necesario el rescate de instituciones, así como la delimitación de la plusvalía en pro de establecer métodos más eficientes.

«El activo más poderoso de un país es la confianza, de allí se deriva que la gente produzca y posteriormente se distribuya, pero debe existir una gestión que trabaje para consolidar ciertos objetivos.»

Daniel Klíe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.