29efccd5bedcc5f596e65bf1bd436d0e_LLa Defensoría del Pueblo y la Oficina de Control de Actuación Policial (OCAP) de la Policía del estado Bolívar (PEB) iniciaron las investigaciones contra los funcionarios que dispararon sus armas de fuego reglamentarias contra el grupo de jóvenes que manifestaba de forma violenta en la avenida Las Américas la tarde del lunes.

“Desde el miércoles están entrevistando a todos los funcionarios (de la PEB) que participaron en el procedimiento. A los del Centro de Coordinación Policial (CCP) Cachamay, La Victoria, Altos del Caroní, Unare, Los Olivos… en fin, a todos los que acudieron al sitio”, reveló un uniformado.

La Constitución Nacional, en su artículo 68°, además de otorgar el derecho a manifestar pacíficamente también prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas para el control de estas manifestaciones.

Aunque lo del lunes no fue una manifestación pacífica, la actuación de los funcionarios no estuvo apegada a la ley.

Proporcionalidad de la fuerza

La Ley Orgánica para el Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana, en el artículo 15°, establece que: “Los cuerpos de policía actuarán en proporción a la gravedad de la situación y al objetivo legítimo que se persiga, de conformidad con la Constitución de la República y la ley uso proporcional y diferenciado de la fuerza”.

Según la escala del Uso Progresivo y Diferenciado de la Fuerza (UPDF), que se puede encontrar en el Manual de actuación de los cuerpos de policía para garantizar el orden público, la paz social y la convivencia ciudadana en reuniones públicas y manifestaciones, el nivel de la fuerza pública debe ser directamente proporcional al nivel de resistencia.

Aplicando este principio al caso del lunes, donde el nivel de resistencia por parte de los manifestantes fue activo más no mortal, los PEB debieron emplear únicamente armas intermedias para controlar al pequeño grupo… y no la fuerza potencialmente letal que quedó registrada audiovisualmente y luego difundida a través de diversas redes sociales. (Germán Dam, Correo del Caroní, 16.05.14)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.