IMG-20140223-WA0003Provea, tras comunicarse telefónicamente con familiares de Ariel Abreu en el estado Zulia, ha recibido su testimonio acerca de privación ilegítima de libertad en el ejercicio del derecho a la manifestación pacífica; torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes, que deben ser investigados por los organismos responsables.  Animamos a que si haz sido víctima o testigo de represión por parte de funcionarios policiales y militares formalices tu denuncia ante el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo, y nos remitas tu propio testimonio y elementos de prueba al e-mail medios@derechos.org.ve

“Saludos mi nombre es ARIEL ENRIQUE ABREU ACOSTA estudiante. Fui uno de los estudiantes de la universidad URBE detenidos en la zona de La Paragua por la Guardia Nacional de Venezuela (GNB) en las protestas de Maracaibo-Venezuela el día 20-02-2014, aproximadamente a las 04:30 pm. de la tarde violando mis derechos a la protesta pacífica.

Fui golpeado brutalmente (patadas en el cuello, golpes en las costillas, golpeado con el casco del guardia y luego apuntado con una escopeta en mi cabeza mientras me decía “Caprilito, Caprilito aquí está tu libertad») mientras tomó mi gorra, la lanzó al suelo y la piso además de las amenazas de muerte constantes por parte de los guardias durante el traslado a su sede llamada CORE 3 en Maracaibo, burlado y vejado por la GNB, además de ser tratado como un delincuente por partes de los entes del gobierno por ser un estudiante de la carrera de derecho y activista en la defensa de nuestros derechos civiles. Cuando ingresamos al Core-3 nos tomaron fotos con objetos incautados a otros personas, nos hicieron colocar un caucho en el cuello y caminar entre una fila de guardias mientras golpeaban nuestras rodillas.

Fui golpeado brutalmente (patadas en el cuello, golpes en las costillas, golpeado con el casco del guardia y luego apuntado con una escopeta en mi cabeza mientras me decía “Caprilito, Caprilito aquí está tu libertad») 

Los padres de los compañeros insistieron tanto para vernos pero los guardias se negaban decían que eran ordenes de arriba hasta que llego la Defensora del Pueblo. Al momento del ingreso uno de los coroneles no quería salir del cuarto para que no pudiéramos hablar de la situación y como nos habían tratado. Fue tanto el “psicoterror” que la Defensora del Pueblo le pidió que saliera, solo nos dejaban orinar y defecar una vez por día, esposados y en un monte lleno de basura, mientras nos gritaban palabras obscenas y hasta empujones mientras hacíamos nuestras necesidades fisiológicas.

va 01

El día 21-02-2014 a las 5:00 pm fui trasladado al Tribunal Supremo de Justicia en el centro de la Ciudad de Maracaibo, nos trataron como delincuentes peligrosos y nos desnudaron y sentamos en cuclillas para revisar que no poseíamos armas. Nos llevaron al calabozo y nos mezclaron con toda clase de delincuentes, drogadictos, ladrones, asesinos.  Seguía el hostigamiento por parte de algunos trabajadores. Una de los trabajadores del Palacio de Justicia dijo con palabras claras que “nunca conseguiría trabajo de nuevo en Venezuela” mientras reía, solo por salir a ejercer mis derechos como Venezolano. Ahora también estoy siendo víctima de los llamados “colectivos” en el sector donde vivo, por eso estoy buscando apoyo ya que no soy el único en esta situación, temo por mi vida y la de mi familia.

Nota: Hoy por situaciones que está viviendo el país mi padre no ha logrado llegar al Palacio de Justicia para solicitar copia de mi expediente y saber en si de que se me acusa ya que al momento de firmarlo para mi entrega no lo dejaron leer el documento por parte de una de las funcionarias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *