miliciasga630Según publicó el diario Últimas Noticias en su edición de este 03.04.14, los “cuerpos de combatientes” conocidos como “milicias obreras”, iniciaron esta semana sus labores de entrenamiento práctico en las instalaciones del polígono de tiro del Fuerte Tiuna.

De acuerdo a declaraciones ofrecidas por el presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST), Wills Rangel, en esta primera etapa se incorporaron 1500 trabajadores del sector petrolero, pero –según afirmó- la meta es incorporar a 2,5 millones de obreros milicianos.

Rangel agregó que el objetivo del adiestramiento es “estar preparados a la hora de un evento no deseado, por ejemplo estos grupos anárquicos que pretenden incendiar el país, nosotros como pueblo tenemos que tener una respuesta ante la anarquía”.

Con el inicio de estos entrenamientos prácticos de la milicia obrera, el Gobierno Nacional continúa estimulando y promoviendo la actuación de civiles en labores de control y represión a manifestaciones populares

La reforma de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, del año 2009, creó en su artículo 50 la figura de los llamados “cuerpos de combatientes”, unidades militarizadas en las empresas públicas y privadas cuyo objetivo sería impedir la paralización de la producción, lo que constituiría una violación al derecho a huelga usándose a los “combatientes” como esquiroles o grupos de choque.

En un acto celebrado el pasado 05.10.13 en el Campo de Carabobo el Presidente de la República Nicolás Maduro, amenazó a los trabajadores de la empresa Sidor con emplear a las milicias obreras para “tomar” la empresa, ante una huelga que protagonizaron los trabajadores de la acería y que se prolongó durante más de un mes. En cadena de radio y televisión se mostró a un grupo de milicianos uniformados con camisas azules y rojas, quienes alzando sus fusiles, dijeron pertenecer a las nóminas de Corpoelec y Petróleos de Venezuela (PDVSA).

“Candelita que se prenda, candelita que se apaga” expresó el Presidente Maduro en un acto realizado al conmemorarse el primer aniversario de la muerte del ex presidente Hugo Chávez. Con esta afirmación, dirigida a grupos de civiles llamados a enfrentar las recientes protestas, el primer mandatario no solo violó lo establecido en el artículo 332 de la Constitución Nacional, sino que además incitó a la confrontación pueblo contra pueblo, en donde, como hemos dicho, siempre pierden los más pobres.

Ahora, con el inicio de estos entrenamientos prácticos de la milicia obrera, el Gobierno Nacional continúa estimulando y promoviendo la actuación de civiles en labores de control y represión a manifestaciones populares.

Si bien el Presidente Maduro ha continuado y profundizado la política de militarización de la sociedad venezolana, el creciente fenómeno del paramilitarismo, la participación de civiles en actividades de delación y represión a manifestantes, y los reiterados ataques conjuntos entre estos y los cuerpos armados del Estado, agregaron un peligroso ingrediente a la crisis política venezolana, abriendo la puerta a que se cometan más violaciones de derechos humanos.

El Estado venezolano es responsable por las violaciones de derechos humanos, cometidas por grupos civiles alentados desde el Ejecutivo. Asimismo, el propio Presidente de la República Nicolás Maduro, pudiera ser señalado como responsable intelectual de las violaciones de derechos humanos en las que eventualmente incurran los miembros de estas agrupaciones. (Prensa Provea, 04.04.14)

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.