IMG_20140423_153721988«Vengo como siempre, sin temor, porque creo que lo que hice en ese momento tengo que hacerlo en este momento también, porque para eso me eligieron, para defender los intereses de los trabajadores». Estas fueron las palabras de Rubén González la mañana de este 23.04.14 antes de entrar a la sala de audiencias de los tribunales penales de Caracas.

La audiencia estaba prevista a comenzar a las 10:00 am, sin embargo el Tribunal 24 de Juicio de Caracas, pospuso el inicio de la misma para la 1:00 pm debido a la falta de equipos audiovisuales para grabar las incidencias del acto. Aproximadamente a las 2:00 pm comenzó la 14a audiencia en el juicio a Rubén González.

A las afueras del Tribunal, más de 40 trabajadores de Ferrominera Orinoco junto a representantes de distintas corrientes y organizaciones gremiales y sindicales, y organizaciones sociales, mostraban una vez más su apoyo al dirigente.

Esta decisión constituye una clara derrota a la política de criminalización y judicialización de las luchas que el Estado venezolano ha mantenido en los últimos años

Finalmente, a las 4:00 pm aproximadamente, el Tribunal dictó su decisión.

Después de más de 5 años sometido a un injusto proceso penal en el que tuvo que soportar 17 meses de prisión y fue sentenciado a 7 años de cárcel, solo por haber defendido sus derechos y el de sus compañeros, el Tribunal 24º de Juicio de Caracas otorgó la LIBERTAD PLENA al dirigente sindical Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la empresa Ferrominera Orinoco (SINTRAFERROMINERA).

Desde el inicio del proceso, Rubén González reiteró la justeza de la huelga realizada y su papel como Secretario General de Sintraferrominera al lado de las luchas de los trabajadores, mientras, el Ministerio Público insistió en mantener su acusación contra el sindicalista por la supuesta comisión de los delitos de agavillamiento, instigación a delinquir, violación de la zona de seguridad y restricción a la libertad al trabajo.

Así pretendieron criminalizar a Rubén

Rubén González trabaja en la empresa CVG Ferrominera Orinoco C.A. (Ferrominera) desde hace casi 28 años y actualmente es el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de CVG Ferrominera Orinoco C.A., ratificado el pasado 26.07.2012 con el respaldo de más de 2700 trabajadores que lo apoyaron con su voto. SINTRAFERROMINERA es el sindicato más grande de la empresa con más trabajadores afiliados.

En diciembre del 2008, luego de quince meses sin convención colectiva, se firmó una nueva convención colectiva entre la empresa estatal Ferrominera y el sindicato SintraFerrominera. La nueva convención fue depositada en la Inspectoría del Trabajo el 05.01.2009, y a partir de ese momento comenzó a regir según la legislación laboral venezolana. En mayo del 2009, el presidente Chávez autorizó la homologación de la convención colectiva de los trabajadores de Ferrominera, hecho que se concretó el 01.06.2009 por intermedio del Ministro del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo, Jorge Giordani.

El domingo 09.08.2009, el presidente Chávez visitó la empresa Ferrominera Orinoco, con la finalidad de realizar desde allí la transmisión de su programa dominical “Aló Presidente”, y anunciar medidas para el financiamiento del sector ferrominero y la implementación del control de la producción por parte de los trabajadores.

Rubén González, en calidad de Secretario General de SintraFerrominera, tenía previsto informar al presidente Chávez sobre el descontento de los trabajadores durante el “Aló Presidente”. Un grupo de dirigentes sindicales que querían agradar al presidente Chávez le impidieron ingresar al lugar donde se desarrollaba el programa, con la finalidad de evitar que se escucharan voces críticas en relación a la situación de los trabajadores de Ferrominera. Esta habría sido la tercera vez en seis meses que a González se le impedía participar en un “Aló Presidente”. La primera vez fueron agentes del Estado –armados- quienes le impidieron participar del evento.

Entre el 11 y 26 de agosto de 2009, más de 2000 trabajadores de Ferrominera Orinoco, iniciaron una huelga en reclamo ante el incumplimiento de la convención colectiva firmada entre estos y el patrono. Según Rubén González, entre otras disposiciones de la convención colectiva, los trabajadores reclamaban el incumplimiento del pago retroactivo de salarios desde el 5 de enero al 31 de mayo de 2010, conforme a las condiciones de la nueva convención colectiva; y el pago de un “bono único” para saldar las obligaciones acumuladas durante los 14 meses en que no hubo convención colectiva.

Los trabajadores desde tempranas horas decidieron paralizar las actividades para buscar una respuesta satisfactoria a sus reclamos: pago de retroactivo, pago de bono de producción, y el reclamo ante una reducción de la jornada laboral que les desmejoró el salario a los trabajadores en casi un 50 por ciento”. González expresó a su vez otros reclamos: “el transporte está en malas condiciones, no hay dotación de los implementos de seguridad, no hay ni papel en los baños, ni agua potable, ni aceite para hacerle el mantenimiento a los equipos de la mina. Durante los quince días de huelga, la cobertura realizada por los medios de prensa estatales está orientada a minimizarla y desprestigiarla”.

El 26.08.2009 el presidente de Ferrominera, Radwan Sabbagh, y el secretario general de SintraFerrominera, Rubén González, suscribieron un “acta convenio” en la que se acordó la finalización de la huelga a cambio del compromiso de cumplir con la convención colectiva. Ese mismo día se da por finalizada la huelga.

Un mes después, Rubén González fue detenido e imputado por la supuesta comisión de los delitos de agavillamiento, instigación a delinquir, restricción a la libertad del trabajo, y violación de zona de seguridad. Permaneció bajo arresto domiciliario hasta el 21.01.2010, fecha en la que se decretó su arresto en la cárcel de la sede policial del Municipio Caroní del Estado Bolívar. Para ese entonces, ya Rubén González permanecido 14 meses en prisión.

El 22.01.2010, el Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos de la Corporación Venezolana de Guayana (SUNEP-C.V.G.) presentó una queja ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por violaciones a la libertad sindical de parte del Estado venezolano. El 19.11.2010, el Comité de la OIT declaró que “… los hechos imputados contra este dirigente sindical no justifican su detención provisional o arresto domiciliario desde septiembre de 2009”, y solicitó al Estado venezolano “que se le libere sin demora en espera de la sentencia y que sea debidamente indemnizado por los daños y perjuicios sufridos”.

A pesar de ello, el Estado venezolano desoyó las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo y el 28.02.2011 condenó a Rubén González a 7 años y 6 meses de cárcel, lo que generó la movilización y el repudio de las distintas organizaciones sindicales y defensoras de DD.HH a nivel nacional, lográndose la anulación de la sentencia condenatoria y del proceso que se había celebrado, pero no el sobreseimiento definitivo de la causa.

A seguir luchando

«Tenemos casi cinco años en esta persecución, esta absolutoria va en contra de la criminalización, de la persecución, del chantaje, en contra de las injusticias que se cometen contra los trabajadores y la dirigencia sindical», dijo Rubén González a su salida del Palacio de Justicia de Caracas.

El dirigente sindical expresó palabras de agradecimiento a quienes le aguardaban a las afueras de los tribunales, y reiteró su compromiso de seguir al lado de sus luchas por mejores condiciones de vida, y contra la criminalización de la protesta. «Soy uno más de ustedes», dijo. González anunció que realizarán una asamblea en el portón de Ferrominera Orinoco el próximo viernes 25.04.14 para agradecer su apoyo a los trabajadores y anunciar nuevas acciones y luchas. «Esta decisión me llena de más voluntad para seguir junto a ustedes, para seguir luchando», expresó.

Rubén envió un mensaje al resto de los trabajadores que continúan sometidos a procesos penales «no decaigan en la esperanza, no decaigan en la actitud de seguir adelante, tengan la confianza que ustedes también van a salir de la situación de criminalización. Si tenemos la razón no debemos claudicar».

En los próximos días González ejercerá acciones para demandar al Estado venezolano y lograr la debida indemnización por los daños y perjuicios sufridos durante su injusta detención.

Derrota a la criminalización

Provea reivindica la constancia y el esfuerzo de todos los trabajadores de la empresa Ferrominera Orinoco, quienes nunca dejaron de apoyar a Rubén González en esta lucha hasta alcanzar su plena libertad.

Esta decisión constituye una clara derrota a la política de criminalización y judicialización de las luchas que el Estado venezolano ha mantenido en los últimos años. El Estado y sus instituciones han empleado diversos mecanismos para restringir y criminalizar derechos, que van desde la reforma y promulgación de leyes restrictivas hasta persecución, encarcelamiento y amenazas contra trabajadores. Más de 150 trabajadores y dirigentes sindicales se encuentran sometidos a regímenes de presentación en tribunales.

Asimismo, destacamos el valor de la unidad del movimiento sindical venezolano a lo largo de la lucha por la libertad de Rubén González. Ya en 2010 la unidad de los sindicatos y ONG para rechazar la condena de 7 años a González, logró que se anulara aquella sentencia. Hoy nuevamente esa unidad demostró su importancia a la hora de conquistar y defender derechos.

Pese a la persecución, la criminalización y los intentos por limitar el ejercicio de los derechos sociales, Provea reitera su apoyo a las luchas de las y los trabajadores venezolanos y se hace parte de la celebración ante esta gran victoria del movimiento sindical venezolano. (Prensa Provea, 23.04.14)

1613889_10202856598271054_9043766425341287012_n

IMG_20140423_153909383

IMG_20140423_154407514

IMG_20140423_154301564

Una respuesta

  • UN LOGRO QUE SE DE LIBERTAD PLENA DEL DIRIGENTE ruben gonzalez dsirigwente de FERROMINERA son mas de 5 años donde se le ha vulnerados sus derechos como sindicalista y como ciudadano ,ahora bién solo la unidad de los trabajadores pondra en retroceso la escalada represiva mas cuando en venezuela se agudiza la crisis económica y por lo tanto estos gobiernos que se ufanan de progresistas arreciaran su poder represivo ya de por si VENEZUELA es uno de los paises que mas gasta en armamentos mas de 20 iml miilones de dolares que noson precisamente para defender soberanía son para reprimir las protestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.