Archivo
Archivo

Los abogados Thelma fernandez y José Amalio Graterol, acudieron a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia a fin de interponer acción de amparo constitucional para la protección de intereses colectivos, en contra del mayor  general Justo José Noguera Pietri, comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana, y  el General  Antonio Benavides Torres  Director de Operaciones y general Manuel Quevedo Jefe del Comando Regional número cinco, por la flagrante violación de Derechos Humanos fundamentales en contra de manifestantes y demás personas en todo el Territorio Nacional.

La abogada Thelma Fernández expresó: «La acción de amparo tiene como finalidad que la Sala Constitucional del máximo Tribunal de Justicia ordene el cese inmediato del uso por parte de la Guardia Nacional, de todo tipo de armas, de gases tóxicos, de objetos sonoros de aturdimiento, para reprimir las manifestaciones que se están llevando a cabo en el Territorio Nacional por ser dichas prácticas violatorias de la Constitución Nacional».  

Fernández señaló: «El Tribunal Supremo de Justicia tiene en sus manos detener esta atroz represión por parte de la GN en contra de ciudadanos venezolanos, o por el contrario, hacerse cómplice de una situación, que de no acabar, podría desencadenar en una gran tragedia nacional que ningún venezolano desea, porque la población, aunque se encuentra desarmada,  va a sentir la necesidad de defenderse, como todo ser humano, de lo que considera un ataque ilegitimo, violento, desmedido y al cual no ha dado suficiente provocación, por parte de la GN y grupos colectivos armados, y eso hay que evitarse a toda costa».

Por su parte el abogado José Amalio Graterol  indicó: «Esperemos que el afán de los Magistrados de la Sala Constitucional por congraciarse con este régimen y sus integrantes no llegue al extremo de seguir permitiendo la lucha de venezolanos contra venezolanos, y el uso de las armas del estado contra ciudadanos civiles que ejercen legítimamente el derecho a protestar conforme al artículo 68 de la Constitución Nacional, en contra de la impunidad, la inseguridad, la escasez y la falta de oportunidades en un país donde se pretende imponer un socialismo a la cubana, al margen de nuestra Constitución Nacional» .

Asimismo Graterol expresó: «Que la paz social con esta acción de amparo está en manos del Tribunal Supremo de Justicia». (El Universal, 07.03.14)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.