onuEn conferencia de prensa en Ginebra, el portavoz de la Alta Comisionada subrayó que esa medida, que entró en efecto hoy, puede tener un impacto muy negativo en la situación de las garantías fundamentales de ese país.

“Queremos animar al gobierno venezolano y al resto de los Estados americanos a seguir cooperando con los mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos y los urgimos a no tomar medidas que debiliten la protección de los derechos humanos”, dijo Rupert Colville.

Agregó que entidades como la Corte y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos son de los organismos más antiguos en este campo y han tenido un gran impacto en América Latina, especialmente en la obtención de justicia para las víctimas de las dictaduras en la región. (Prensa Amnistía Internacional, 10.09.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.