Roger Cordero Lara, señalado por organizaciones de derechos humanos como uno de los autores materiales de la Masacre de Cantaura, resultó favorecido en las elecciones parlamentarias de este domingo, 26 de septiembre. Cordero Lara es uno de los diputados electos del oficialista PSUV, gracias a lo cual gozará de inmunidad parlamentaria e impunidad para sus crímenes.

La Masacre de Cantaura, perpetrada por el gobierno copeyano de Luis Herrera Campins en 1982, es una de las atrocidades del período puntofijista más emblemáticas. El gobierno, con su característica doble moral, protege a los responsables de esta y otras violaciones a los derechos humanos, al no investigar estos casos ni castigar a sus responsables. (Radio Ecos, 27.09.10)

Roger Cordero Lara, señalado por organizaciones de derechos humanos como uno de los autores materiales de la Masacre de Cantaura, resultó favorecido en las elecciones parlamentarias de este domingo, 26 de septiembre. Cordero Lara es uno de los diputados electos del oficialista PSUV, gracias a lo cual gozará de inmunidad parlamentaria e impunidad para sus crímenes.

La Masacre de Cantaura, perpetrada por el gobierno copeyano de Luis Herrera Campins en 1982, es una de las atrocidades del período puntofijista más emblemáticas. El gobierno, con su característica doble moral, protege a los responsables de esta y otras violaciones a los derechos humanos, al no investigar estos casos ni castigar a sus responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.