El defensor de DDHH Carlos Correa objeto de descalificaciones

El coordinador de Espacio Público, Carlos Correa, señala que la multa que le fue aplicada este martes a Globovisión por parte de Conatel busca que otros medios de comunicación «se vean en ese espejo» del canal.

Señaló que el problema de los argumentos de Conatel para aplicar la sanción radica en la naturaleza de la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión que ya ha sido abiertamente cuestionada en otras ocasiones.

Correa señala que la ley no es clara y por ello es discrecional frente al funcionario que la interprete, adicional a esto el funcionario es siempre elegido por instituciones gubernamentales.

«La medida tiene un impacto en términos de hacer ver que se puede castigar el contenido y además de eso se puede castigar sin que tú sepas por qué pueden hacerlo, porque la norma es impredecible».

«Las leyes deben ser claras, como cuando hay un semáforo y tú sabes que cuando hay luz amarilla va a cambiar pronto para verde, algo que te permite saber cuándo estás cometiendo delito y cuándo no», añadió en entrevista con El Universal.

La multa que ayer le aplicaron a Globovisión tiene para Correa estratificaciones que la deslegitimizan: en primer lugar es una multa por el contenido, es decir, por la manera cómo se hizo la cobertura, en segundo lugar la aplica un órgano que está controlado por el gobierno, y en tercer lugar es desproporcionada.

El coordinador de Espacio Público sostuvo que la medida de Conatel en contra de la Globovisión tiene también la pretensión de transformar las líneas editoriales.

Que dé o no resultados eso es algo que habrá que ver. «Hasta ahora ha ocurrido con algunos medios pero otros siguen manteniendo sus propuestas comunicacionales a pesar de todos los intentos del Ejecutivo pero sin duda esta es una sanción muy dura y puede tener esas implicaciones: que algunos medios se autocensuren», argumentó.

La desinformación sí genera zozobra

Para Correa en las acusaciones sobre generar zozobra, desorden público y calificaciones de delitos de ese tipo, el cuestionamiento siempre estará porque se trata de términos realmente subjetivos.

Considera que lo que realmente genera zozobra es una situación de «descontrol y corrupción» en la cárcel de El Rodeo que permitió que se diera esta dimensión de violencia. «Lo que generó inquietud es que los familiares no supieran quiénes habían fallecido desde la cárcel, que no hubiera información es lo que genera zozobra».

«No ocurrieron movilizaciones en contra del Estado, al contrario, la mayoría de las que hubo fueron para que el Estado actuara, nadie estaba planteando que el gobierno dejara de hacer lo que tenía que hacer. La valoración que ellos (Conatel) hacen se basa en que repitieron o no repitieron un mensaje cuando  la intención de Globovisión era visibilizar un problema que obviamente es muy grave».

Insiste en que se tratan de argumentos «absolutamente sesgados» y en función de castigar a los medios críticos o con líneas editoriales independientes. «No es para mejorar la calidad de la televisión nacional o proteger a niños y adolescentes que fue con el sentido que se diseñó esa ley».

Indicó que la mejor manera de activar una defensa contra la libertad de expresión es agotando todos los espacios posibles: desde el ámbito institucional, acudir a las instancias en el orden interno, «pero también hay sensibilizar a la sociedad para que frente a este tipo de temas exprese sus opiniones por las distintas vías». (Ocarina Espinoza, El Universal, 19.10.11)

El último Informe Anual de Provea señala que desde octubre 2009 hasta septiembre de 2010 se registraron 81 casos que implicaron 98 violaciones a la libertad de expresión, lo cual significa que ha habido una disminución con respecto a los datos reflejados en el informe anterior, en el cual se registraron 109 casos y 121 violaciones. En opinión de Provea, esto no significa que exista un mayor respeto y aceptación de las opiniones críticas o del trabajo periodístico. Por el contrario, Provea observa que la disminución puede estar relacionada con el hecho de que cada vez son más los medios de comunicación que se autocensuran y menos aquellos que mantienen sus posiciones críticas frente a la gestión gubernamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.