El día de ayer 18 de agosto de 2016 se dio a conocer a través de la red social twitter la detención arbitraria de dos profesionales de la comunicación social quienes en el ejercicio de sus labores fueron detenidos, sin motivos justificados, por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.

Recordemos que la Libertad de Expresión y Pensamiento son Derechos Humanos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y establecidos en el articulo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Este hecho constituye una vulneración a los derechos fundamentales no solo de quienes han sido las victimas directas, sino que por el contrario abarca a cada uno de los ciudadanos quienes tienen el derecho de mantenerse informados de todo cuanto acontece en el país.

 

CqOJFOVWAAA505Z

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.