Archivo
Archivo

Ipys Venezuela, SNTP, Espacio Público, CNP y el Centro de DDHH de la UCAB denunciaron hoy ante la Comisión de Derechos Humanos (OEA) la situación de conflictividad que se vive hoy en Venezuela en materia de libertad de expresión, traducida en criminalización de la información.

Este 28 de marzo de 2014 se llevó a cabo la 150 audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (OEA) sobre Libertad de Expresión en Venezuela.

Se trataron los temas de agresiones a periodistas en el marco de las protestas que se han llevado a cabo en el país a partir del 12 de febrero: 500 bloqueos y limitaciones a páginas de Internet; escasez de papel para la prensa por el control de divisas del Estado; procedimiento judicial contra el diario Tal Cual, personal directivo y al columnista de opinión Carlos Genatios, por parte del presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello; aumento del periodismo ciudadano y la agresión contra periodistas e infociudadanos.

Los peticionarios (representantes de las ONG) señalaron que debido al bloqueo informativo que se ha evidenciado en el último mes y medio, los ciudadanos se han volcado a las redes sociales, haciendo que el periodismo ciudadano aumente, pero también las represiones por parte de los cuerpos de seguridad.

“El instrumento que más roban, retienen o destruyen es el celular”, explicó Ligia Bolívar, coordinadora del Centro de DDHH de la Universidad Católica Andrés Bello.

Igualmente denunciaron los casos de periodistas agredidos y detenidos arbitrariamente por Guardia Nacional Bolivariana, reseñando los casos de Mildred Manrique, periodista del diario 2001, Francesca Commissari, fotorreportera de nacionalidad italiana a quien le fue arrebatada su cámara, Eduardo Leal, reportero gráfico independiente de nacionalidad portuguesa, que fue golpeado y detenido por 12 horas el 12 de febrero, y golpeado por segunda vez el 14 de marzo en las inmediaciones de la plaza Altamira.

También se expuso la situación sobre los bloqueos de páginas web con contenido informativo. Carlos Correa, director de Espacio Público, indicó que hasta el momento hay 500 páginas bloqueadas, entre ellas la del canal de noticias NTN24.

Marianela Balbi, directora ejecutiva de IPYS Venezuela, señaló que la escasez de papel ha hecho que al menos 10 periódicos hayan dejado de circular, que hasta los momentos seis de ellos siguen cerrados y 30 han reducido sus páginas. Marco Ruiz alertó en torno a los 130 mil trabajadores de la prensa, directos e indirectos, que podrían quedar desempleados por la falta de papel.

En representación del Estado, Luis Britto García, indicó que no se puede hablar de una censura en Venezuela, “¿Qué dictador permite que se publique información que podría sacarlo del poder?”. Agregó que en el país sí existe una hegemonía comunicacional pero que viene por parte de los medios privados, habló del poder y la responsabilidad de éstos sobre la sociedad y puso como ejemplo el caso de Ruanda, en el que “una emisora de radio generó una masacre”.

Britto leyó, por otra parte, a propósito de las restricciones a Internet, algunos ejemplos de twitt que convocaban a la violencia por parte de particulares con miras a justificar dicho control por parte del gobierno nacional.

Ante estos argumentos Ligia Bolívar puntualizó que la emisora en Ruanda que ocasionó la masacre era una radio gubernamental que llamaba a la ciudadanía a la violencia.

Condenó los mensajes de Twitter agresivos hacia afectos al oficialismo, pero hizo énfasis en que es mucho más peligroso que sean los representantes del gobierno quienes inciten a los ciudadanos a enfrentamientos violentos a través de los medios de comunicación social.

También se dijo que no todos los medios privados son críticos del gobierno, que muchos se inhiben por autocensura, y los que se atreven a informar suelen ser sancionados.

Finalmente, la relatora de la Libertad de Expresión, Catalina Botero, señaló algunos temas sobre los cuales quisiera que el Estado de respuesta, especialmente en el caso de los periodistas agredidos de la Cadena Capriles en el 2009; saber si realmente existen bloqueos a páginas de internet en Venezuela, una explicación sobre el porqué se bloqueó al canal NTN24 y cuál es la razón para iniciar una investigación contra CNN.

El comisionado Felipe González, por otro lado, pidió explicaciones en cuanto al tema de la escasez de papel periódico, señalando que esta situación no se había dado ante en el país. (Prensa IPYS, 28.03.14)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.