Tres días sin luz llevó a los vecinos del sector Casco Viejo de El Tigre a salir a la calle a protestar en contra de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

Apenas eran las 6:00 am, cuando el grupo de personas, gritando consignas y quemando cauchos, exigía una pronta solución a la empresa y al ayuntamiento.

Juan Toro, vocero de los manifestantes, dijo que 80 familias que residen en las calles Aragua, Ayacucho y Carabobo sufren las consecuencias del mal servicio y la incapacidad de la empresa eléctrica para resolver el problema que se inició el pasado viernes 3, luego de un fuerte aguacero.

Una guaya de alta tensión se desprendió y quedó colgando. Desde ese momento comenzaron a llamar a Corpoelec para que enviaran las cuadrillas a arreglar la falla.

Cansados de esperar y de llamar por teléfono se vieron en la necesidad de alzar la voz de protesta.

“No es posible que tengamos que llegar al extremo de incendiar cauchos y dar un ultimátum a los entes competentes para ser atendidos”, enfatizó Toro.

Jhonny Poriet, quien habita en la calle Aragua, indicó que con el apagón se dañaron alimentos y electrodomésticos, pero aún no han cuantificado los daños materiales.

Ayer, después de las 4:00 de la tarde, los técnicos de Corpoelec trabajaban para tratar de restablecer el servicio.

Y Augusto Ramón Guerra, de la calle Carabobo, aprovechó para denunciar que las cloacas están a punto de colapsar, que los camiones del aseo no pasan y la zona está a oscuras porque las bombillas del alumbrado público se quemaron. (Sol Vargas, El Tiempo, 06.09.10, http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=348909)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.