Los estudiantes universitarios una vez más salieron a las calles para alzar su voz de protesta y exigir a los representantes del Gobierno que resuelvan los problemas que aquejan día a día a los venezolanos.
El 25 de agosto un nutrido grupo de jóvenes se apostó a las afueras de la sede de la Defensoría del Pueblo en Valencia y con brochas en sus manos llenas de pintura blanca dibujaron siluetas de personas en el piso de la calle. Cada una para representar las decenas de muertos que hay en el país ante la inseguridad que reina.
El dirigente estudiantil, Carlos Graffe, dijo que en vista de que en varias oportunidades han entregado documentos al Defensor del Pueblo, Teodardo Zamora, para que haga lo necesario a fin de garantizarles a los ciudadanos una mejor calidad de vida y hasta ahora no han visto respuestas.
Los jóvenes clamaron gestiones eficientes y no campañas electorales en las que son invertidas millones de bolívares fuertes. «Ese dinero que están utilizando en propaganda deben utilizarlo para la seguridad de todos los ciudadanos., porque lamentablemente están matando a la gente” señalo Graffe. (EC; 26.08.2010)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.