Tras 38 días de su huelga de hambre, Lilian Sanguino, aun se encuentra a las puertas del edificio administrativo de la Asamblea Nacional, a la espera que algún ente gubernamental le proporcione soluciones al caso de su hermano Williams Sanguino.

Los únicas respuestas que han recibido, fue la de un recurso de amparo introducido hace tres semanas donde solicitaban que fuera juramentada la de la defensa privada de un grupo de abogados que serán los encargados de llevar el caso de Williams Sanguino.

La fecha del juicio de presentación está pautada para el 28 de septiembre, donde su defensa presentara las pruebas que disponen para demostrar su inocencia ante los delitos que se le acusan.

Lilian sanguino, señala “presiones por parte de entes gubernamentales, hacia su hermano, para que renuncie a la defensa privada y pase a  una pública”. Especialmente hacen enfasis hacia el Braulio Sanchez  juez encargado del caso, «quien ha presionado a Williams para que abandone su defensa privada, si no que el mismo se encara de que se pudra en la cárcel» denuncia Lilian.

Las próximas acciones que pretender tomar, es seguir denunciando ante instancias internacionales “las violaciones a los derechos humanos de Williams Sanguino, ya que la única manera para que este caso tomen relevancia es llevándolo a instancias internacionales, ya que acá (Venezuela) hay muchos poderes del estado que se encuentran en contra de esto, para tapar la embarrada política que se hizo en San Cristóbal” señala Lilian Sanguino

También para luego del 28 de septiembre tienen planteadas acciones contundente de cales junto a otros colectivos, para exigir respeto a los derechos humanos, a la dignidad y resto hacia la constitución.

Prensa Provea, 16.09.2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.