Tarek William SaabEl Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, aseguró que el efectivo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) imputado por la muerte de Kluiverth Roa en el estado Táchira, actuó de forma “indebida y criminal” y que, además, sacó a relucir su “instinto asesino al momento de actuar contra alguien desarmado, un menor de edad”.

El Defensor del Pueblo fue enfático al declarar que “el funcionario no tenía excusa para hacer lo que hizo, por eso solicitamos todo el peso de la ley y un castigo ejemplar para él”.

La imputación adelantada contra el efectivo Javier Mora Ortiz por el Ministerio Público fue de homicidio intencional calificado por motivos fútiles e innobles. William Saab, sin embargo, detalló que al caso también se le suman las penas contempladas en la Ley Orgánica para la Protección de los niños, niñas y adolescentes (Lopna), por tratarse de una víctima adolescente, uso indebido de arma orgánica y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales.

El Defensor reiteró que su instancia condena todos los hechos violentos y más cuando “una autoridad sin motivo o razón mata a un ciudadano”. William Saab dijo que el adolescente “no tenía por qué morir de la manera que falleció”.

(Publicado originalmente en Globovisión / 26.02.2015)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.