Un adolescente de 16 años  se encontraba al frente de la computadora, en su residencia, en el sector San Miguel de la Cota 905, cuando una bala perdida, de las tantas que suelen silbar las calles de ese sector del suroeste capitalino, atravesó la vivienda y lo impactó en la zona toráxica, matándolo al instante.
Este joven se suma a la lista extraoficial de 33 muertes violentas ocurridas en Caracas durante este fin de semana en Caracas, de las cuales 10 ocurrieron entre la noche del viernes y el resto en la madrugada del sábado.

En otro caso, Anderson Villanueva de 21 años fue linchado en las Minas de Baruta. Los vecinos lo acusaron de haberse robado una moto. Su madre pide justicia sobre su caso.

Otro joven de 26 años identificado como David Morante fue encontrado maniatado y encapuchado en el distribuidor La Araña, pasando túnel de La Planicie. La víctima era obrero de la construcción, vivía en Catia y dejó a un hijo de un año.

A Morantes lo asesinaron en el sitio. Le propinaron un disparo en la cabeza y otro en el glúteo. Lo llevaron con las manos atadas con una liga de sujetar encomiendas en las motos y le cubrieron la cabeza con su propia franela. Le robaron la moto y otras pertenencias. (Tal Cual, 12.07.10)

Destacados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.