El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, adelantó que el organismo que lidera está abierto a recibir cualquier denuncia de los familiares de los posibles afectados por el dispositivo de seguridad efectuado en la Cota 905

“Recientemente durante estos meses del año 2015 la Cota 905 se convirtió en un territorio vedado para los ciudadanos decentes de esta país, llegando a ocurrir circunstancias graves como funcionarios policiales acribillados, les quemaron motos”, expresó Tarek William Saab.

Estima que los funcionarios policiales también tienen derechos humanos que deben ser garantizados y defendidos. “El Estado venezolano actuó en los términos donde revela la parte oficial que hubo una circunstancia de violencia grave, fueron repelidos cuando tomaron esa zona”.

Explicó que el Ministerio Público deberá investigar los casos y la Defensoría está abierta a cualquier asesoramiento de familiares que requieran la asistencia.

Para el Defensor el tema debe ser visto de manera objetiva y no distorsionarlo como parte de la diatriba política. (Unión Radio. 16.07.2015)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.