La capacidad de las cárceles venezolanas es de 17.046 plazas; si se toma en cuenta la población penal es de 38.100 personas para finales de junio, la superpoblación penitenciaria es de 121,1%.

El director del Observatorio Venezolano de la Violencia, Roberto Briceño León, expresó que en Venezuela no existe una tasa de encarcelamiento estándar, afirmó que hay países con tasas más altas, pues aplican la ley con mayor rigurosidad para reprender las conductas antisociales.

El hacinamiento de la población penitenciaria no es uniforme en todo el país. Los registros del ministerio indican que el país penitenciario se divide en 5 regiones. La centrooccidental es la más recargada de personas privadas de libertad. Allí existen cinco cárceles con capacidad para 3.510 personas y en junio había 6.766, con una superpoblación de 192%. En las regiones central y capital el hacinamiento es de 148% y 138% respectivamente.

Para Carlos Nieto, director de la organización no gubernamental Una ventana para la Libertad, afirma que una cárcel sobrepoblada en 30% debería considerarse en emergencia.

Juicios paralizados

Desde mediado de mayo, las personas privadas de libertad de 11 centros penitenciarios se declararon en desacato ante los tribunales, se negaron a asistir a las audiencias en protesta por el hacinamiento y el retardo procesal.

La investigadora del Instituto de Ciencias Penales de la Universidad Central de Venezuela, Gilda Nuñez, asegura que eso ha acentuado el desbalance entre los ingresos y los egresos del sistema penitenciarios.

El hacinamiento en las prisiones no solo genera conflictos en esas instalaciones. Afuera los familiares viven en permanente angustia. No saben si caerán muertos o heridos en cualquier disputa. (El Nacional, 11.07.10, Pág. 6)

Presos sin espacio

En cuatro meses, la población se incrementó en 20%, debido a los retardos procesales y la decisión de los res de declarase en desacato. Faltan mas de 20.000 plazas en el sistema penitenciario.

Presos sin espacio
Región Cárceles Cap. Instalada Presos Sobrepoblación
Capital 7 3.642 8.679 138%
Central 7 3.925 9.765 148%
Andina 5 3.089 6.532 111%
C. Occid. 5 3.510 6.766 192%
Oriental 7 2.880 5.959 107%
Total 31 17.046 37.701 121%
Fuente: MIJ y Observatorio de Prisiones/ Publicado El Nacional

Una respuesta

  • Esta realidad sólo es posible cambiarla cuando este país se vuelva a Dios.
    Los psicólogos, los abogados, los jueces, los criminalistas, la policía, los sociólogos, etc., ni construir más cárceles ni el Gobierno no son la respuesta. La delincuencia crece como un río en una tormenta y todas las teórias y toda la ciencia fallan.
    Hemos dado la espalda a Dios, confiamos en nosotros mismos, descuidamos los valores morales, enseñamos a nuestros hijos a no obedecer a nadie porque son libres y autosuficientes, les enseñamos que Navidad significa estrenar ropa y zapatos de marca y recibir juguetes caros, pero no les decimos que DE TAL MANERA AMÓ DIOS AL MUNDO QUE ENVIÓ A SU UNICO HIJO PARA QUE TODO AQUEL QUE EN EL CREE NO SE PIERDA, SINO TENGA LA «VIDA ETERNA». Les enseñamos que no es malo dañar o robarse algo ajeno si nadie los está viendo, o que no es malo hacer chuleta sino que se la descubran, y le aplaudimos las malas palabras cuando están empezando a hablar… o que son muy inteligentes si creen que provienen del mono y no de Dios; ahí está la respuesta, hijos pobres y ricos por igual asinados en una cárcel desperdiciando su vida porque no tienen un norte,ningún patrón ejemplar que les guíe, ningún apego a la vida, a la convivencia ni a los sentimientos…
    DIOS DICE: si se humilla mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oran, y buscan mi rostro, y se convierten de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra. 2 Cr. 7.14 La Biblia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.