111854_338x198_0018230001463276524

También algunos en sus labores se ven obligados a escribir documentos a mano, porque no cuentan con computadoras ni impresoras para agilizar sus actividades. Sin embargo, afirmaron que hacen lo posible por sacar su trabajo y solucionar aquellas situaciones que les presentan los estudiantes.

Una de las empleadas de la dirección de Ingeniería, que prefirió no identificarse, labora con su propia laptop, ya que por ser la encargada de recibir las tesis de los alumnos, no puede parar su función.

“Con todo y las faltas, el calor y que no hay nada, aquí se hace el trabajo”, dijo Díaz, quien agregó que el personal tiene necesidades económicas, por lo que exige la discusión contractual.

Cierre técnico
La decana del Núcleo de Anzoátegui de la UDO, María Teresa Lattuca, reiteró que la institución tiene grandes deficiencias en cuanto a presupuesto, debido a que no ha recibido desde febrero el monto correspondiente al funcionamiento operativo.

Explicó que el dinero es enviado a las universidades mensualmente en dozavos y que el último recibido para gastos operativos fue el de enero y medio de febrero, por lo que no se cuenta con recursos “ni para cambiar la llave de un lavamanos”.

“Nadie creería que en la oficina de una decana no hay computadora y aquí no hay, se la robaron”, dijo señalando la ausencia de uno de esos equipos en el escritorio. Tampoco tiene aire acondicionado.

Afirmó que la UDO se encuentra al borde de un cierre técnico y que se mantiene en pie “gracias a la mística de sus trabajadores”, que siguen adelante y cumpliendo con sus funciones, pese a las adversidades.

Aclaró que los únicos recursos que llegan mensualmente son los dispuestos para pagar becas y comedor.

El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.