Aunque por años ha parecido una meta imposible, la búsqueda de una cura para el SIDA está de nuevo en boga. Expertos internacionales anunciaron un plan de trabajo en la investigación para lograr la cura de la enfermedad, una estrategia en la que equipos de científicos en el mundo explorarán un número de pistas fascinantes que podrían fructificar en algunos años.

“Hoy dimos el primer paso”, dijo el premio Nobel francés Francoise Barre-Sinoussi, codescubridor del virus del VIH que también copresidió el desarrollo de la estrategia.

“Todo mundo sabe que no será sencillo”, señaló el doctor Steven Deeks, de la Universidad de California, en San Francisco. “Algunos no creen que sea posible (lograr una cura)”, agregó.

 

Sólo reciben medicamentos ocho millones de los 15 millones de pacientes elegibles para tratamiento en las regiones pobres asoladas por el SIDA en el mundo

El anuncio antecedió a la inauguración, el domingo, de la Conferencia Internacional del SIDA, en la capital del país, en la que participarán 20.000 científicos, activistas y autoridades con una meta diferente: cómo reducir considerablemente la propagación del virus que causa el mal.

Los participantes pretenden “revertir la marea” de la epidemia mediante la aplicación de iniciativas eficaces disponibles. Las principales son aumentar el número de los 34 millones de personas infectadas con el VIH a las que se administre medicamentos para salvarles la vida, a fin de que se mantengan saludables y disminuirles la posibilidad de que infecten a otras.

Este punto en sí es un gran obstáculo. Sólo reciben medicamentos ocho millones de los 15 millones de pacientes elegibles para tratamiento en las regiones pobres asoladas por el SIDA en el mundo.

Sin embargo, Barre-Sinoussi, presidente electo de la Sociedad Internacional del SIDA, anfitriona de la conferencia, dijo que un tratamiento de por vida, aunque es bueno, no es la solución definitiva, y que la ciencia por fin comienza a mostrar que una cura “puede ser una posibilidad real”.

Los participantes se abstuvieron de calcular el jueves cuánto costaría esta investigación. No obstante, el organismo Institutos Nacionales de Salud ha incrementado los recursos a la investigación relacionada con una cura, de más o menos 56 millones de dólares en 2011, de acuerdo con un informe difundido esta semana en la publicación Nature.

Los científicos que intentan encontrar una cura se reunirán el viernes y sábado, antes de la conferencia sobre el SIDA para intercambiar opiniones. (El Carabobeño, 20.07.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.