Hasta que no sea reabierta la sede de la Dirección General de Saneamiento Ambiental y Contraloría Sanitaria, antigua Malariología, el servicio de atención a pacientes con VIH no será restablecido, informó Carlos Emiro Méndez, presidente de la Fundación Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud).

Méndez explicó que los equipos de laboratorio para pruebas de diagnóstico y chequeo de esa enfermedad son “muy delicados”, por lo que el servicio no se habilitó en el Hospital Dr. Rafael González Plaza. Intentar desinstalar y trasladar los aparatos podría causar averías en estos y sería peor para los pacientes, aseguró el presidente de Insalud.

Desde que la antigua sede de Malariología fue cerrada por contaminación ambiental el 26 de febrero, aproximadamente 1.200 pacientes han dejado de recibir atención, por lo que se les viola el derecho a la salud, como lo ha denunciado Wilburg Doubain, activista de la Asociación Luchemos por la Vida (ALVI) en Carabobo y de la Red Venezolana Gente Positiva. (Axia Carvallo, El Carabobeño, 23.05.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.