112771_338x198_0387027001465263805

Un pancartazo. Así se denominó la actividad que ayer hizo una representación de los 43 médicos que laboran en el hospital de Niños Rafael Tobías Guevara de Barcelona, para denunciar las carencias que tiene el centro asistencial.

“No hay medicinas. No hay algodón. Pero sí hay dinero para la corrupción”, fue una de las consignas que repitieron los profesionales en el breve recorrido que realizaron desde el anexo hasta la emergencia del universitario Luis Razetti.

Al pancartazo se sumaron el secretario de organización del Colegio de Médicos en el estado Anzoátegui, Humberto Omaña; la sindicalista del sector salud y diputada suplente de la Asamblea Nacional, Oneida Guaipe; así como las hermanas Luisana y María Risquez, madres de dos recién nacidas.

Según la presidenta estadal de la Sociedad de Pediatría, Maritza Marcano, el servicio de rayos X no funciona desde hace más de tres años.

A algunos pacientes les hacen las placas en el Razetti. Sus familiares les toman fotos a los resultados con los celulares, y se las muestran al especialista.

Marcano afirmó que llevan ocho meses sin aire acondicionado, lo cual es fundamental para evitar la proliferación de las bacterias.

Poca inmunización

La pediatra infectóloga Tibisay Triana manifestó su preocupación porque desde hace unos cinco meses no hay vacunas rotavirus contra la diarrea, ni la neumonía y ya se terminaron las dosis contra la fiebre amarilla.

En la jornada de vacunación de Las Américas, sólo inmunizaron a los infantes con la BCG contra la tuberculosis, pentavalente contra la tos, difteria y tétano.

“Esto es parte de un sistema que está fracasado, ” estimó la pediatra Carmen Grisanti, quien reportó que desde 2014 escasean los anticonvulsivos y medicinas para el asma ante lo cual los pacientes se pueden complicar, agravar o morir.

Desde el año pasado, el personal no les trae la comida a los infantes, debido a que se dañó uno de los dos ascensores
El Tiempo trató de conocer la opinión del director del hospital Razetti, Luis Díaz, pero no fue posible contactarlo.

El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.