Imagen no relacionada con la nota

Una de las dos máquinas de anestesia del quirófano de la sala de partos del Hospital Universitario «Dr. Manuel Núñez Tovar» (Humnt) tiene dos meses dañada.

Esto limita la cantidad de cesáreas que pueden realizar por día.
A diario, unas 20 parturientas requieren de una cesárea, pero sólo 11 ó 12 pueden ser operadas, por lo que deben esperan más tiempo para ser atendidas.
El jefe de la unidad, Elio Lárez, explicó que han solicitado la reparación del equipo, pero aún esperan por los técnicos.
«Antes podíamos operar a siete mujeres en la mañana, ocho en la tarde y ocho en la noche, pero ahora operamos a la mitad porque no contamos con esa máquina», sostuvo.
A diario, unas 20 parturientas requieren de una cesárea, pero sólo 11 ó 12 pueden ser operadas, por lo que deben esperan más tiempo para ser atendidas.
«El tiempo de espera se eleva porque no podemos operarlas a todas el mismo día. Debemos pedir apoyo de quirófano central para poder lograr cubrir la demanda».
Asimismo, presentan déficit de compresas y medicamentos para tratar las alteraciones del ritmo cardíaco durante la operación.
Lárez indicó que cuentan con gasas, suturas y demás insumos, pero tienen déficit de anestesias.
Los familiares de las pacientes deben seguir comprando varios materiales para que se les pueda brindar atención.
Muchos se siguen quejando de la larga lista que les entregan.

En Cifras

150

mujeres

son atendidas a diario en la sala de partos de Núñez Tovar y al menos 20 de ellas requieren una cesárea

2

meses

tiene dañada la máquina de anestesia de esa unidad, por lo que deben reducir la cantidad de operaciones al día


Elio Lárez

Jefe del servicio

La máquina está dañada desde hace dos meses, estamos esperando a los técnicos para que la reparen, pero esto ocasiona retraso en la atención de las pacientes». (Mariela Carmona, La Prensa de Monagas, 29.01.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.