Colapsahumnt

Tan solo 110 camas hospitalarias tiene el área de emergencia del hospital central de Maturín, para su más de 300 pacientes diarios.

Esta situación ha generado un colapso  en el espacio destinado para la recuperación de los enfermos, llegando al extremo de recurrir al suelo para el descanso de quienes ya no pueden mantenerse en pie.

Leonidas Benavides, cuyo esposo tuvo que esperar considerables horas antes de ocupar una camilla, también se quejó por la insalubridad del área, pues allí reposan todo tipo de pacientes, incluidos aquellos que deberían estar apartados para evitar la contaminación del ambiente.

Por su parte, Carmen Gómez denunció que el hacinamiento era tan crítico, que los fármacos son suministrados a destiempo.

«Se necesitan más enfermeras para atender a este gentío”, agregó.

Otro de los problemas que aqueja a los ciudadanos, son las precarias condiciones higiénico sanitarias de los baños de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.