La escasez de algunos fármacos antirretrovirales tiene con los nervios de punta a los pacientes con VIH, quienes pueden pasar de una patología estacionaria a la fase de sida si interrumpen los tratamientos, los cuales son de por vida.

Además, se enfrentan a un sistema preventivo en descenso, pues denuncian que desde 2008 el Ministerio de Salud no hace distribución gratuita de condones, situación que facilita la reproducción de infecciones, según Jhonatan Rodríguez, de la ONG Stop VIH.
Rodríguez dijo que ayer se registró desabastecimiento del fármaco Efavirenz en Carabobo: «Ya llevamos 10 días con este déficit a nivel nacional y es importante destacar que los pacientes con VIH no pueden suspender la medicación, no sólo porque se les estaría violando el derecho a la salud, sino que se exponen a generar resistencia a los fármacos y se debilitaría aún más su sistema inmunológico».
Sencillamente, dijo, estos pacientes no tendrían fuerzas para combatir los virus y pasarían rápidamente a la fase de sida, donde serían blanco de infecciones pulmonares y cerebrales.
Pero, sostiene, ese es el problema más mediático, pues hay cosas aún más preocupantes, como la ausencia de políticas preventivas, las cuales desde 2008 no se aplican.
Mencionó la distribución gratuita de preservativos y la falta de reactivos para realizar las pruebas de las cargas virales y para medir los linfocitos: «No puede ser que durante todo este año hayamos estado padeciendo esta crisis. No ha habido un solo mes donde no se haya presentado escasez, pero el tema de la entrega de condones es lamentable. El Gobierno los daba y de buena calidad. Esa era una forma de tener a raya las infecciones».
Rodríguez refirió una cifras aportadas por el doctor Alexis Guilarte, director de Programas de Salud del Ministerio de la Salud, quien habló de 11.669 personas con VIH-sida registradas anualmente en el país; 1.825 fallecidos al año por complicaciones asociadas a este mal, y 37.827 pacientes que reciben tratamiento antirretroviral.
Basados en ese dato, estimó que cerca de 189.135 personas podrían estar infectadas en Venezuela: «El Mpps tiene la obligación legal de garantizar acceso a atención, tratamiento y prevención de todas las personas con y sin VIH-sida que viven en el país».
Rodríguez detalló además los costos que un paciente tendría que afrontar cada mes si el Estado no cumple su deber: Videx, BsF 940; Efavirenz, BsF 250; Lamivudina/Zidovudina, BsF 890; y los exámenes de carga viral, BsF 800. (Mabel Sarmiento, Últimas Noticias, 11.11.11)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.