Desde las 4:00 de la madrugada de ayer llovió en el municipio Bolívar y unas 200 familias que residen en el sector Moscú de Caripito, están en riesgo de inundación, por estar ubicadas cerca de los ríos San Juan y Caripe.

Funcionarios bomberiles manifestaron que en caso de abrir las compuertas de la represa El Guamo, en el municipio Acosta, los niveles de los ríos San Juan y Caripe aumentarían e inundarían el caserío en menos de dos horas, pues el agua desembocaría en este lugar.
Funcionarios bomberiles manifestaron que en caso de abrir las compuertas de la represa El Guamo, en el municipio Acosta, los niveles de los ríos San Juan y Caripe aumentarían e inundarían el caserío en menos de dos horas, pues el agua desembocaría en este lugar.
Un vocero del consejo comunal del sector, Luis Reyes, relató que se han registrado tres inundaciones y la última ocurrió hace tres años, cuando fueron afectadas 30 familias.
«En esta oportunidad el nivel del agua subió tres metros, muchas familias quedaron sin enseres y tuvieron que refugiarse en casas cercanas», recalcó.
Los bomberos acudieron al sector Moscú para prevenir a las personas en riesgo por la crecida del río y evitar pérdidas humanas.

Municipios afectados
Pasadas las siete de la noche de ayer, la jefa de Operaciones de Protección Civil, María Córdova, informó que a pesar de que la represa El Guamo había alcanzado un alto nivel, aún no era necesario abrir las compuertas.
Informó que hay cuatro municipios afectados por los torrenciales aguaceros: Bolívar, Punceres, Acosta y Caripe.
En Acosta, 800 casas se inundaron y en Bolívar los sectores afectados fueron Las Parcelas, El Rincón, Campo Ajuro, Poza de Azufre, Paso Azul, Moscú, Alto Los Negros, La Pega, Zaraza y Los Cocos.
Aún no se puede precisar el número de familias afectadas, pues las lluvias continúan y los funcionarios de Protección Civil y los bomberos están recorriendo algunos sectores.
Córdova exhortó a los monaguenses a mantener la calma y en caso de residir cerca de ríos, tomar las medidas preventivas necesarias, como alejarse del cauce, si tiene tiempo salvar algunos enseres y electrodomésticos y reportar a los cuerpos de seguridad y de prevención del estado Monagas la crecida del afluente.

Detalles

320
niños

viven en el sector Moscú de Caripito. Sus familias corren riesgo de perder las viviendas

800
Casas

resultaron afectadas en Acosta, informó Córdova, algunas fueron anegadas y otras inundadas

50
Funcionarios

de Protección Civil y 100 de los bomberos realizan un recorrido por los cuatro municipios afectados por las lluvias

2
viviendas

en el municipio Bolívar, fueron tapiadas por el deslave de una montaña, 17 personas vivían en las casas y quedaron damnificadas

Situación

  • Se derrumba carretera en Azagua

Una falla de borde en la carretera del sector Azagua, vía a El Danto, municipio Punceres, dejó incomunicada a 120 familias.
El río Querepe aumentó su nivel, ocasionando que la mitad de la carretera se derrumbara, impidiendo el paso vehicular a la comunidad.

  • Sin electricidad en Zaraza de Caripito

El deslave de algunos cerros en el sector derrumbaron los postes que sostienen las guayas de electricidad, dejando sin energía eléctrica a los habitantes por más de siete horas.

  • Congestionamiento en la vía hacia Sucre

La carretera nacional Caripito-Sucre, estuvo cerrada por cuatro horas, mientras trabajadores de la Alcaldía del municipio Bolívar, retiraban el lodo y árboles caídos de la vía, ocasionando una tranca por cinco horas.

Afectados

Juan Tenía
Habitante de Moscú

Tengo 11 años viviendo en este sector, no es la primera vez que se inundan las viviendas, algunos ya estamos preparados y cuando observamos que el río aumenta su nivel, tomamos las medidas preventivas y sacamos a nuestras familias»

Luis Reyes
Vecino
de Moscú
Desde hace tres años el sector Moscú no se inunda, en esa oportunidad 30 familias resultaron afectadas, ahora los bomberos nos avisan cuando estamos en peligro y entre todos los vecinos podemos tomar nuestras medidas de seguridad»

Neidi Veracierta
Habitante sector Alto Los Negros

Nosotros estábamos desayunando y escuchamos un fuerte ruido, cuando salimos a la calle observamos cómo un montón de lodo cubría nuestra casa, ninguno de nosotros resultó afectado, pero ahora no tenemos dónde vivir». (Haidee Guzmán, La Prensa de Monagas, 24.08.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.