La situación de hacinamiento que se genera al ubicar dos, tres y hasta cuatro familias en un espacio reducido, como actualmente está ocurriendo en los refugios donde han instalado a las personas que perdieron sus casas debido a las fuertes y constantes lluvias, puede ser factor de riesgo para que se den los abusos sexuales tanto en menores como en adultos. En tal sentido, los coordinadores de esos lugares y los damnificados deben tomar medidas para prevenirlos.

Carlos Cotiz, médico sexólogo, señala que después del terremoto de Haití, ocurrido en enero de este año, la Organización de Naciones Unidas en sus informes ha hecho muchas denuncias de abusos sexuales a niños, adolescentes y adultos. Por ello, les recomienda a los padres y cuidadores estar mosca con las situaciones que podrían presentarse al compartir un espacio con otras familias.

El sexólogo recomienda que familias con muchos niños menores deberían dormir en un solo ambiente. Las mujeres sin parejas y que tengan varios niños deberían dormir en un solo lugar y, en lo posible, que sea seguro, al igual que los adolescentes que sean cuidadores de niños y los propios niños.

Atención y sanción
La doctora Mercedes Muñoz, coordinadora general de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), considera que casos de violencia sexual, física y verbal pueden ocurrir en un refugio debido a la gran cantidad de gente en una situación de estrés y depresión. En tal sentido, les recomienda a los coordinadores y responsables de los albergues capacitarse para hacer las intervenciones y así poder dar la atención psicosocial a la víctima y para la denuncia del victimario a fin de que reciba la sanción según el delito.

La sexóloga instó a los coordinadores de los albergues a conocer el manual preparado por Avesa Modelo de atención integral en violencia contra las mujeres, preparado por organizaciones no gubernamentales con la asistencia de la Unión Europea, a través del cual se brindan las pautas de abordaje de los casos desde las áreas social, médica, psicológica y legal que los ayudarán a atender y canalizar esos casos de violencia.

Explicó que lo importante no es culpabilizar a la víctima de abuso sexual ni exponerla al escarnio público, sino apoyarla, darle anticoncepción de emergencia y hacerle examen médico de inmediato.

Muñoz propone que se les ofrezcan a las familias servicios de planificación familiar, anticonceptivos, información de prevención del VIH-sida y dirigir a la población adolescente programas de prevención del embarazo e infecciones de transmisión sexual.

Para más información sobre el tema, pueden contactar a la psicóloga Mercedes Muñoz (avesa1@cantv.net) y al médico Carlos Cotiz (elmundodelsexo@gmail.com). (Ultimas Noticias, 17.12.10, Pág. 6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *