Archivo
Archivo

La Organización indígena Kapé Kapé alza su voz de alerta ante la contaminación ambiental a gran escala que padecen los Pueblos originarios localizados en la ribera del Orinoco medio y Orinoco bajo que corresponden a las comunidades indígenas de los estados Bolívar y Delta Amacuro por las actividades mineras y los desechos de las empresas básicas que operan en Cd. Guayana, tal situación de deterioro ecológico la señala el presidente de esta ONG, con objetivos de defensas de los derechos de los pueblos originarios de Venezuela, el Licdo. Armando Obdola.

En su exposición, Obdola confirma los estudios científicos que comprueban la veracidad de esta situación que afecta a un tercio de la población indígena con presencia en Venezuela: “la Fundación la Salle ha determinado la presencia de mercurio en el rio Caura por la explotación irracional de la minería en el lugar y todos estos químicos son arrojados al rio originando la contaminación masiva de las fuentes de los ríos y quebradas que conforman el hábitat natural de estos pueblos indígenas” señala Armando Obdola.

Entre los casos más específicos que relata el representante de Kapé Kapé está la contaminación de los peces, llegando a tal extremo que hay especies en el rio Orinoco que no se puede consumir y los waraos (pueblo originario de la desembocadura del Orinoco) más que nada lo consumen puesto que son la fuente de sus alimentos.

En su informe, Kapé Kapé señala que “el aumento de las muertes de jóvenes waraos como consecuencias de enfermedades crónicas como la diabete, VIH sida, glicemia en la población infantil, la presencia de cuadros diarreicos acompañados con alta temperatura del cuerpo que deshidrata con rapidez dando pie a un cuadro de complicación aguda que lleva la muerte es prueba fehaciente de agentes químicos que los waraos están consumiendo” continua Armando Obdola.

Testimonio de Armando Obdola:

Cabe destacar que el Centro Especializado en el tratamiento médico y de rehabilitación de personas con lesiones del sistema nervioso, CAREN, en su informe anual señala que desde el año 2013 a 2014 se han detectados en Delta Amacuro la cantidad de 3200 personas confirmadas de diabetes y entre ellas un número importante de indígenas waraos.

De igual forma la representación del Consejo Indio de Venezuela, CONIVE,  por el estado Delta Amacuro, Alexis Valenzuela, ha dicho que 15 comunidades del Delta Bajo, localizadas en las adyacencias de la región Fronteriza entre la República de Guyana y Venezuela han sido contaminadas por mercurio y plomo.

Hace, escaso un mes, el cacique de la comunidad indígena de Bonoina, ubicada en el municipio Antonio Díaz, denunció la muerte de cinco miembros de su comunidad en el mes de octubre por extrañas enfermedades que hasta ahora las Autoridades de Salud no han determinados las causas de los decesos. (Melquíades Ávila, Radio Fe y Alegría, 14.11.2014)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.