La Red de Organizaciones Ambientalistas de Venezuela (Red ARA) manifiesta su profunda preocupación por la situación ocurrida en la planta de bombeo de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Jusepín, Estado Monagas, el pasado 4 de febrero de 2012, la cual ha afectado a la población del estado y ha generado impactos a la biodiversidad y los ecosistemas de la región, cuya magnitud y consecuencias deben ser claramente establecidas.

Consideramos sumamente grave la falta de información oportuna, suficiente y técnicamente sustentada, sobre la magnitud del suceso, los impactos ocurridos y los procesos para minimizar los mismos, incluyendo la salvaguarda de la salud y seguridad de los pobladores del estado, así como de las personas que están participando en las labores de saneamiento del río.

En tal sentido, la Red ARA hace un llamado a PDVSA para que fundamentado en evaluaciones técnicas y en cumplimiento de la Constitución Nacional, en sus artículos 127 y 129 y en la normativa ambiental vigente, informe al país a la brevedad posible, sobre la situación existente y los procesos de contingencia y mitigación de los daños ocurridos, las medidas tomadas para el saneamiento ambiental a corto, mediano y largo plazo de los ecosistemas afectados, así como de las iniciativas necesarias para prevenir situaciones similares en el futuro.
Asimismo, solicitamos que se evalúen y actualicen, a la brevedad posible, los planes de gestión ambientales de las empresas del Estado a fin de minimizar, los impactos en el ambiente, así como evitar que se repitan en el futuro situaciones como la recientemente ocurrida. Esta acción deberá incorporar a las universidades, institutos de investigación, comunidades y la sociedad civil organizada, de tal manera de hacer realidad el sueño de alcanzar una patria participativa y protagónica.
Igualmente, exhortamos al Ministerio Público, y al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y otros organismos competentes, a establecer las correspondientes responsabilidades, sanciones y reparaciones derivados de esta situación, en cumplimiento de la Ley Orgánica del Ambiente, la Ley Penal del Ambiente y la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo, así como a dar seguimiento y garantizar el cumplimiento de dichas medidas.
Por otra parte, respaldamos las investigaciones que vienen adelantando con respecto a esta situación por distintas instancias y organismos del Estado, así como las declaraciones y alertas realizados por instituciones, organizaciones no gubernamentales y asociaciones gremiales del país.
Por último, la Red ARA invita a todos los ciudadanos a estar alerta y hacer seguimiento a éstos y otros eventos que impactan negativamente el patrimonio natural y la calidad de vida de nuestra población, así como a prestar su mayor colaboración ciudadana, personal y profesional, tanto en la mitigación de los daños ocurridos, como en la prevención de impactos similares.

Caracas, 27 de febrero de 2012
Comité Coordinador de la Red ARA
redara.venezuela@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.