106555_338x198_0864576001453166431

Habitantes del sector El Bolsillo de la capital chamariapera acusaron que desde hace 10 meses no reciben una gota del líquido potable. Dijeron que son 400 familias afectadas.

Más de 400 familias del sector El Bolsillo, que agrupa siete calles principales del casco central de Cantaura, tienen ya 10 meses sin recibir una gota de agua por las tuberías.

Esta situación ha causado molestias, preocupación y angustia en los habitantes, quienes están cansados de esperar por soluciones.

Es por ello que ayer los vecinos protestaron durante siete horas en la avenida Hospital, cerrando uno de los pasos hacia el nosocomio Luis Alberto Rojas.

Entre las 7:30 am y las 2:30 pm, colocaron tambores, piedras y otros obstáculos para impedir el paso de vehículos.

El fin de esta acción fue presionar a los directivos de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) y a las autoridades de la Alcaldía de Freites, para que se aboquen a buscar respuestas al problema.

Los vecinos coincidieron en que Hidrocaribe y el ayuntamiento cuentan con recursos para resolver la crisis.

Recordaron que el 22-10-2015, el presidente Nicolás Maduro estuvo en el sector 23 de Enero en Anaco, donde realizó su programa Jueves de Vivienda.

Ahí anunció la aprobación de 875 millones de bolívares para dos proyectos, a fin de mejorar el sistema de distribución de agua potable en Anaco (Bs 425 millones) y en Freites (Bs 450 millones).

Estos recursos serán destinados al mantenimiento de las tuberías entre San Joaquín y Anaco y para la construcción de un tanque metálico de 5.981 litros de capacidad.

Para Freites, subrayó que los recursos permitirán mejorar la capacidad de los pozos acuíferos que están ubicados en Campo Mata.

Los manifestantes pidieron cuentas de esta inversión y se preguntaron, “¿por qué aún siguen padeciendo por la falta de agua? Sí hay dinero para solventar el problema. Y no solo nosotros somos afectados, sino toda Cantaura”.

Destacaron que además “invierten recursos para realizar ferias y no en solucionar la crisis por la falta de agua”.

La vecina María Díaz indicó que están pasando las de Caín. “Ayer no pude ir a trabajar porque no tengo agua. Muchos niños no fueron al colegio porque no había cómo hacer la comida”.

Dijo que la mayoría de los habitantes son de escasos recursos y no tienen para pagar Bs 150 por un tambor.

“Además las cisternas de la alcaldía brillan por su ausencia”.

Antes llegaba el agua dos veces por semana (martes y viernes) a las calles Freites, Anzoátegui, Guevara Rojas, Cementerio , avenida Hospital, calle Nueva y la Av. Bolívar, pero ya hace casi un año que no la mandan.

El vecino Douglas García dijo que las cisternas de la alcaldía las envían sólo cuando los residentes protestan.

El habitante Miguel Ángel Solórzano cree que deberían “colocar una llave de paso, en el obelisco, para que el agua llegue al sector o que manden la cisterna de la alcaldía con frecuencia”.

Respuesta

Funcionarios de la Guardia Nacional y del Centro de Coordinación Policial (CCP) acudieron a la tranca para mediar con los vecinos.

A las 2:00 de la tarde de ayer, se levantó la protesta.

El director adjunto de la alcaldía, Manuel Avendaño, dijo que tienen 14 cisternas operativas y que ayer enviaron dos para paliar el problema en el sector El Bolsillo.

Zobeida Salzar, El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.