El Ministerio de Ambiente realiza una inspección técnica de los balnearios para determinar el estado en que se encuentran y determinar si éstos pueden ser utilizados por los bañistas locales y visitantes de la entidad.

Entre los balnearios más afectados en el estado Nueva Esparta por las intensas precipitaciones está playa El Agua, por lo que autoridades no descartan declararla como no apta hasta solventar la situación.

No sólo son los escombros, árboles o cualquier cantidad de desechos sólidos los que se depositaron en este destino turístico internacional. Con las precipitaciones del sábado en la noche, un tubo de agua servidas pasa por el sector Pozo de Agua se facturó, ocasionando que los residuos cloacales fueran a parar a la playa, según denunció Nayari Pocaterra, miembro del consejo comunal.

La directora regional del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, Marina D’Amelio, informó este 07 de diciembre que están recorriendo el municipio Antolín del Campo para constatar el estado en que se encuentra. “Pozo de Agua parece una zona de guerra. Estamos evaluando declarar como no apta a playa El Agua, pero antes tenemos que evaluar la situación con el resto de las instituciones involucradas”.

D’Amelio indicó que hasta el momento no han evaluado todos los sectores afectados, debido a la dificultad del acceso y a que la cantidad de personal se hace insuficiente ante la magnitud de la tragedia.

La cristalina playa El Agua, así como la bahía de Juan Griego, cambiaron sus colores azules por un fuerte marrón que se extiende por varios metros mar adentro. En El Agua este martes sólo se observaban temporadistas extranjeros quienes en su mayoría sólo toman el sol. Son contados los que deciden adentrarse a las aguas.

La mayoría de los establecimientos se encuentran cerrados ante la poca afluencia de visitantes. “Esperamos una recuperación de nuestro pueblo, aunque será lenta”, señaló el morador José Acosta. (Lapatilla; 08.12.2010)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.