Ante el derrame de crudo que contaminó   el río Tascabaña del municipio Freites en Anzoátegui, habitantes de las comunidades indígenas aledañas al cauce levantaron  ayer un acta en el que expusieron  sus inquietudes. Este documento lo entregarán  a los entes competentes a nivel nacional.

Así lo informó el presidente de la Cámara Municipal de Freites, Benito Machuca, después de  que en horas del mediodía un grupo de   residentes de Tascabaña I se reunió en la casa cívica de la población. En un principio la asamblea sería con representantes de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“Al final  tuvimos  que hacer la asamblea entre nosotros, en vista de que los voceros de Pdvsa que acudieron al lugar se retiraron y esgrimieron  que no estaban autorizados para hacer un compromiso con la comunidad. Se redactó  un acta, en la que se pide indemnización para los residentes afectados  y que se investigue y compruebe  el presunto saboteo que se cometió”.

El edil también señaló que entre las peticiones exigen respuesta definitiva sobre  las emanaciones de gas que desde hace tres años contaminan el río Tascabaña.

Más temprano, a las  9:15 am, el equipo de El Tiempo llegó al río donde se hallaban varios  moradores que laboran en el saneamiento, así como trabajadores de la empresa petrolera. Allí los gobernadores de Tascabaña I, Zail Martínez, y Tascabaña II, Javier Martínez, manifestaron que se han hecho todas las labores que se debían  realizar.

Aprovecharon para rechazar  informaciones publicadas en algunos  medios impresos y audiovisuales (no especificaron cuáles) y que, según ellos afirman, fueron tergiversadas.
“Ya Pdvsa tomó cartas en el asunto y se está haciendo el cambio de la tubería. Es falso que se botaron varios barriles, no es tan grande el derrame y no pasó a males mayores.  Pdvsa no se ha negado a indemnizar los daños y eso lo vamos a resolver en una reunión”.

En el sitio también se encontraba  Siano Medina, coordinador de la Misión Guaicaipuro, adscrita al Ministerio de Pueblos Indígenas. Acotó que como “gobierno bolivariano nos abocamos al caso y estamos resolviendo el problema que se presentó con la pequeña fisura de la tubería. Pdvsa tiene todo controlado”.

Restricción
Mientras los voceros indígenas declaraban a la periodista de este rotativo, dos efectivos del Destacamento 74 de la Guardia Nacional Bolivariana abordaron   al reportero gráfico de El Tiempo y le  exigían que se retirara del lugar y que no podía tomar fotos.

Incluso, algunos de los  kariñas que en días pasados denunciaron la contaminación del río, pedían que no  les tomaran gráficas porque eso los perjudicaría. Se observó que el cauce estaba más limpio y que  estaban cambiando las tuberías.

Al mediodía, a través de un boletín de prensa, la gerencia de Pdvsa Gas Anaco, señaló que activaron “un  plan local de contingencia para atender en tiempo récord un vertido de crudo producto de un presunto sabotaje, en el cual se afectó con una  segueta una tubería cercana a un morichal, aledaña a  Tascabaña I”.

El comunicado también reseñó que ante el presunto atentado contra una de las líneas de flujo, realizaron de forma inmediata los procedimientos que cumplen con las normativas y las medidas de seguridad de la Industria petrolera, así como las exigidas por el Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería y el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Puntualizaron  que  la cantidad de crudo que se ha dicho en algunos medios de comunicación social, no es la verdadera,  por lo que ratifican que no hay afectaciones al río Guanipa, el cual queda a cinco kilómetros del cauce afectado por el crudo.

Alegaron  que el derrame no alcanzó los 200 metros.
Pdvsa Gas Amaco explicó  que las labores incluyeron la colocación de barreras de heno, material absorbente y bermas de contención, con la participación de la comunidad organizada de la localidad. “Está garantizada la integridad de los ríos Tascabaña y Guanipa, por cuanto en las inspecciones realizadas se ha comprobado que las aguas no han tenido ningún tipo de afectación por este incidente”.

Los  hechos
Desde que  El Tiempo fue alertado (23/02/12) por los  habitantes  de Tasca- baña I sobre la ocurrencia de  un derrame de crudo, no se ha dado a  conocer    la cantidad  de hidrocarburo que cayó al río. Todo lo publicado, se ha basado en  testimonios de pobladores y representantes  del asentamiento kariña, quienes  declararon voluntariamente a este rotativo. No somos responsables de lo publicado en otros medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.