indigenascontracarbon

El pasado 18 de Julio, se movilizaron hacia el sector de la Vereda del Lago, en Maracaibo, representantes de los 5 pueblos indígenas del Edo. Zulia: Bari, Yukpa, Japreira, Wayuu y Añu, quienes acompañados de activistas criollos y afrodescendentes, se hicieron presentes en defensa del derecho ancestral a la tierra de esos pueblos, hoy amenazado por la minería del carbón y por el proyecto de una planta carboelectrica en la cuenca Guasare-Socuy.

La jornada incluyo la plantación por parte de los asistentes de 60 árboles de diferentes especies, así como la danza y el canto ancestral de los pueblos indígenas Yukpa, Bari, Wayuu, Japreira y Añu en rechazo a la explotación del carbón. También se rindió homenaje a los pueblos en lucha y a todos los asesinados en la pelea por la Tierra: Arístides Maikishi, Pete, Alexander, Sabino Romero y muchos más.

De igual modo, agradeciendo a la Madre Tierra y Ancestros por el Encuentro, hicieron uso del derecho de palabra voceros de los colectivos presentes, que coincidieron en denunciar la indiferencia de los políticos tecnócratas y desarrollistas de todos los colores, quienes solo buscan mantenernos desunidos y enajenados ante los problemas de la región zuliana y la terrible amenaza carbonífera, que dicho sea de paso, es una problemática global, ya que sin Tierra, Bosque y Agua, no habrá vida en nuestro Planeta, .

Los Voceros indígenas y activistas anunciaron que La lucha continúa en defensa de los derechos de las comunidades afectadas, derechos incluso reconocidos por la Constitución que el Estado creó pero que de ningún modo cumple, por lo que solo queda seguir impulsando la resistencia. Solicitaron que se escuche su voz, que es clara en repudiar cinco amenazas tecnocrático-desarrollistas del Estado y en proponer siete reivindicaciones urgentes de los pueblos indígenas de la región.

Estos son las cinco amenazas que se rechazan:
– Las minas de carbón;
– El Decreto Presidencial 1.606;
– La instalación de una termoelectrica-carboelectrica en la cuenca Guasare-Socuy;
– La vía ferroviaria por las zonas de pastoreo, sitios sagrados de la Guajira hasta Pararu;
– El Puerto multimodal de aguas profundas en aguas no profundas Pararu (Golfo de Venezuela) Isla San Carlos–Zapara.

Las siete reivindicaciones:
– Pena máxima para el asesino material de Sabino Romero Izarra y para quien le hubiese financiado;
– REIMPULSO de las energías limpias, retomando el proyecto ahora engavetado del parque eólico de la Guajira;
– Ampliación de los hábitat y tierras de los pueblos indígenas Bari y Yukpa;
– Compensación del Estado al pueblo Añu, Comunidad Paraute;
– Restitución del AGUA para la VIDA del pueblo Japreira;
– Pago de bienhechurias que están pendientes;
– Reimpulso de la soberanía alimentaria desde nuestros propios rubros o cosechas.

Del comienzo al final, tres consignas marcaron la pauta y el sentido del acto:
¡Somos hijos de la Madre Tierra!
¡Viva la resistencia indígena!
¡Sabino vive, la Lucha sigue!

Publicado en Periodico El Libertario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.