Archivo
Archivo

“Está en trámites”, afirmó el presidente de la Corporación del Aluminio, Ángel Marcano, el lunes y así repitió el vicepresidente de la CVG, Heber Aguilar, este martes a los trabajadores y dirigentes sindicales de la industria sobre cuándo sería el pago del contrato colectivo.

La franqueza surgió luego de que el comité ejecutivo de los sindicatos de CVG Alcasa, CVG Carbonorca y el sindicato de profesionales de CVG Venalum se movilizó hasta la sede de la casa matriz, adonde ya habían sido convocados los dirigentes militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El secretario de Finanzas del Sindicato de Trabajadores de Carbonorca (Sutracarbonorca), William Hernández, contó que las autoridades de la CVG pretendían limitarle el paso al resto de la dirigencia disidente.

A las 11:00 de la mañana la dirigencia sindical se retiró de la CVG. En los elevados de las avenidas Fuerzas Armadas y Norte-Sur 7, un grupo de trabajadores protestó quemando cauchos hasta aproximadamente las 5:00 de la tarde

La discriminación generó una protesta en las afueras de la Corporación. Los trabajadores entraron casi a la fuerza e irrumpieron en la sala en la que los dirigentes, en su mayoría de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas, esperaban a Aguilar.

En una suerte de asamblea y de frente al vicepresidente, el secretario general de Sintralcasa, Henry Arias, les recordó a los representantes del Ejecutivo todas las deudas con los trabajadores y los esperados planes de inversión. “Ya no podemos esperar más”, decía al citar la caída de la producción, los proyectos esperados y la decena de compromisos incumplidos con el nuevo contrato colectivo.

En la reunión, los trabajadores de los comedores y cooperativistas de la industria también exigieron respuesta inmediata y cumplimiento de las promesas hechas por el Ejecutivo sobre su incorporación a la nómina estatal.

Empero, a todos los reclamos la respuesta fue la misma. Aguilar declaró que no tenía competencia para hacer anuncio y que sería el presidente de la CVG, Carlos Osorio, quien informará de los trámites legales para el desembolso de los recursos una vez llegue a Ciudad Guayana.

A las 11:00 de la mañana la dirigencia sindical se retiró de la CVG. En los elevados de las avenidas Fuerzas Armadas y Norte-Sur 7, un grupo de trabajadores protestó quemando cauchos hasta aproximadamente las 5:00 de la tarde.

Los secretarios generales anunciaron que se reunirían para tomar decisiones sobre la agenda de protesta con la que buscan, una vez más, respuesta a la decena de compromisos contractuales incumplidos. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 19.03.14)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.