Archivo
Archivo

Un tuit, muchas fotos y un anuncio del ministro de Industrias, José David Cabello a las 7:00 de la noche en Twitter: “Estamos con Julio López (secretario general de Sutiss) y José Rodríguez (primer vocal) firmando contrato colectivo de Sidor”.

– Se trata de una firma histórica que se traduce en garantía de mejor calidad de vida de los sidoristas.
– Estas acciones garantizan la paz laboral que debe existir en Sidor, gracias al esfuerzo de nuestro presidente obrero.
– Ganó la paz en Sidor.
– La instrucción del presidente Nicolás Maduro fue dar una solución integral a la firma del contrato colectivo.

Estas fueron algunas de las frases que colocó el titular de la cartera de industrias en sus redes sociales.

La declaración tuvo lugar en la casa presidencial de Ferrominera Orinoco, acompañado del presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Justo Noguera Pietri, y el titular de Sidor, Tomás Schwab, y se produce 20 días después de que la ministra de Comunicación, Delcy Rodríguez, celebrara la firma del contrato colectivo en la acería.

“Inmediatamente con tu firma, esto va a permitir enviarlo a Caracas al proceso de homologación, para hacerlo efectivo lo más rápido posible”, dijo Cabello en un audio enviado anoche por la oficina regional del Ministerio de Comunicación.

Pese a que se intentó entrevistar al secretario general de Sutiss y al primer vocal, ni López ni Rodríguez atendieron el teléfono anoche.

En el audio enviado por el Minci, López manifestó que “estamos manteniendo un reto y lo asumo como secretario general de la institución, Sutiss, porque a partir de hoy honramos el compromiso histórico que nos dejó el comandante Hugo Chávez Frías, y en ese sentido ratificamos nuestro compromiso con la revolución y socialismo de nuestro gobierno bolivariano liderizado por nuestro presidente obrerista, nuestro camarada Nicolás Maduro Moros”.

“Ya tenemos el punto de honor que estuvimos luchando por las últimas décadas, que nos diera un plan de jubilación digno”, agregó.

Los que faltan

Ambos dirigentes, militantes del Movimiento Revolucionario Orinoco del cual es líder el presidente de Sutiss, José Luis Hernández, han lanzado en los últimos días duros señalamientos contra sus adversarios y han calificado como “traición” que se intente imponer un contrato sin la consulta en asamblea general, como mandan los estatutos de la organización.

Pese a que este jueves aparecieron en las redes sociales suscribiendo los nuevos beneficios, las 11 cláusulas económicas aún no han sido aprobadas en el portón III de Sidor.
La reunión en la tarde de ayer se hizo sin la participación, una vez más, del presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss), José Luis Hernández, y el secretario de trabajo y reclamo, Leonardo Azocar.

Ambos dijeron, vía telefónica, que no fueron invitados a una reunión contractual y que el contrato es ilegal hasta tanto no sea aprobado en asamblea ni suscrito por alguno de los dos.

Polémico contrato

El Gobierno, pese a que oficialmente ya daba por hecho la firma del contrato, ha insistido en la aprobación del resto de los dirigentes sindicales. “Han ofrecido millones para que firmemos”, dijo anoche Azocar.

Los entretelones de la atípica y polémica discusión contractual que comenzó en 2012 tras cuatro años de retraso, ha dado para todo tipo de titulares.

“Ganó la paz en Sidor”, celebró la ministra de Comunicación, Delcy Rodríguez, al anunciar el finiquito de la negociación la madrugada del 14 de agosto, luego de tres días de intensas protestas de calle y un mes de huelga en la acería.

La noticia se produjo a pocas horas de la convocatoria a una movilización en Ciudad Guayana, que incluyó la participación de los trabajadores de Sidor, sindicatos de las empresas básicas, estudiantes y dirigentes de movimientos sociales.

Pese al anuncio, la huelga se mantuvo por cuatro días más. El 18 de agosto el paro se levantó tras una supuesta reunión del comité ejecutivo con el ministro de Industrias, José David Cabello, en Maturín.

Tanto el presidente de Sutiss como el secretario de trabajo y reclamo dijeron a los sidoristas que era necesario terminar la paralización para demostrarle al país que Sidor opera al mínimo por falta de insumos y como preludio a la reanudación de la negociación contractual.

“Nosotros invocamos al ministro y el tipo fue honesto, vale, nos dijo: ‘Nos dieron un golpe de Estado’. Firmaron un contrato, a espalda de él (José David), presionado por la Gobernación del Estado”, relató Hernández en la asamblea matutina del 18 de agosto.

En adelante, y según Hernández, el ministro jamás les convocó.

– ¿El ministro les mintió? -se le preguntó al presidente de Sutiss el pasado 26 de agosto.

– No, mira, nosotros estamos conscientes que el árbitro que, lamentablemente es el Estado, se puso de lado de las irregularidades. El Ministerio del Trabajo pasa a ser enemigo de la clase trabajadora. No vamos a firmar actas viciadas de la cual, eliminaron el bono nocturno, eliminaron la tabulación, eliminaron el tiempo de viaje, ratificaron lo de jornada semanal (…).

La última rueda de prensa de Sutiss se produjo el 28 de agosto. Tanto el primer vocal, José Rodríguez, como el secretario general, Julio López, acompañaron al presidente del sindicato y al secretario de trabajo y reclamo en sus señalamientos en contra del Gobierno y la imposición del contrato.

“Está bien que nos paguen ese adelanto de 60 mil bolívares, como el año pasado pagaron 40, pero dejamos claro que no son 200 como negociaron los que traicionaron el movimiento, sino 480 mil bolívares por trabajador que es lo que estamos exigiendo”, dijo López en ese pronunciamiento.

El Gobierno pagó el pasado viernes una fracción del bono por retraso en la discusión del contrato. Aunque en Sidor hay opiniones encontradas al respecto, los trabajadores entrevistados por Correo del Caroní manifestaron desconcierto y mucha “confusión” por los acuerdos de medianoche.

Mientras los trabajadores terminan de enterarse de los nuevos beneficios que regirán hasta 2016, en Sidor los equipos sindicales ya preparan sus planchas. Dos corrientes de Sutiss han convocado a elecciones, y aunque aún parece un tema tabú, tras bastidores todos los movimientos trabajan en su estrategia para la próxima contienda electoral.

¿Y la homologación?

Ningún funcionario del Gobierno se ha pronunciado sobre la homologación de las convenciones colectivas en Guayana, excepto el presidente de CVG Alcasa, Ángel Marcano, quien el miércoles desestimó el requisito legal.

“Cuando algunos hablan de homologación o quieren crear condiciones para eso, ¿qué más homologación que el reconocimiento? Ya el contrato tiene un año”, dijo sobre la convención colectiva del sector aluminio. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 05.09.2014)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.