4646b4b01be1af0a83b8b66ec7317c02_XL

Clavel Rangel, Correo del Caroní, 22.07.14

Ciudad Guayana amaneció cercada este lunes por la protesta de los sidoristas que exigen al Ejecutivo nacional la renovación del contrato colectivo firmado en 2008 por el entonces presidente Hugo Chávez a pocos días de la reestatización de la empresa.

La convención colectiva tiene cuatro años vencida y desde hace dos la negociación ha estado marcada por el conflicto.

A falta de 11 cláusulas (las de mayor peso económico) los avances son mínimos y la situación ha derivado en un recrudecimiento de la protesta por algunos grupos de trabajadores que ayer, por ejemplo, cerraron vías clave para el desenvolvimiento de la ciudad, siendo la medida más drástica la tranca del acceso y salida al municipio Caroní.

En la reunión de este lunes, los representantes de la compañía sugirieron la instalación de una nueva mesa de alto nivel político para considerar la propuesta salarial del sindicato.

A9SIDORPROTESTA
Sidoristas mantienen trancada la avenida Guayana, autopista que conecta a la ciudad con el resto del país, desde las 7:00 de la mañana de este lunes

Mientras tanto, el reclamo de este lunes se saldó con pasajeros varados, parálisis del transporte de carga, continuidad del paro de la factoría y más incertidumbre sobre el rumbo de la siderúrgica.

La directiva de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) no discutirá las cláusulas económicas del contrato colectivo. Será una “comisión política de alto nivel” la que haga una propuesta “integral” a las exigencias salariales hechas por el comité ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss).

Este fue el anuncio que hizo anoche el presidente de Sidor, Tomás Schwab, en la reunión en la Central Hidroeléctrica Antonio José de Sucre en Macagua, pautada para este lunes después de una semana de receso en la negociación.

El encuentro transcurrió, como era de esperarse en un clima de mucha tensión, entre la representación patronal y la directiva del sindicato, sin la presencia del esperado presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Justo Noguera Pietri.

Como mediadores asistieron funcionarios de la Procuraduría de la República y la Defensoría del Pueblo que, finalmente, no sirvieron de intermediarios porque no hubo avance en la discusión.

La directiva de Sutiss, incluso, desconoce quiénes son los integrantes de la nueva comisión que tiene el poder para presentar propuestas económicas a los representantes de los 14 mil sidoristas.

Hace un mes, el comité ejecutivo de Sutiss asistió durante cuatro semanas a reuniones en Miraflores donde tampoco se produjo algún acuerdo, pese a la asistencia del ministro del Despacho de la Presidencia, Carlos Osorio y funcionarios del Ministerio de Planificación.

Punto muerto

De modo que el encuentro este lunes fue “más de lo mismo” para la dirigencia sindical. “Que le pongan el nombre que les dé la gana a esa comisión, nosotros estamos buscando es nuestro contrato (…) y ellos lo que están buscando es embochinchar aún más a los trabajadores”, dijo el secretario de organización de Sutiss, José Meléndez, al finalizar la reunión a las 7:30 de la noche.

Noguera, quien había sido alabado por los trabajadores por su diálogo directo y su aparente disposición a resolver, comienza a ser visto desde otros ojos por las bases, que este lunes trancaron todos los puentes y mantienen cerrada la autopista que conecta a Ciudad Guayana con el resto del país.

Meléndez cuestionó, por ejemplo, la actitud distante del presidente de la CVG a la petición de diálogo hecha por Sutiss. “Primero bajó en un helicóptero en el portón III de Sidor y eso es primera vez que se ve, y hoy (lunes) fue a la redoma La Piña con una actitud arbitraria con guardias nacionales y fusiles, como retando a los trabajadores”.

Una campaña

El panorama, concluye Meléndez, no pinta bien y, en especial, le preocupa la campaña de descrédito que ha promocionado el Gobierno en contra de los sidoristas, al desconocer la trascendencia de la negociación y mostrar las exigencias de los siderúrgicos como una superficialidad.

“Vemos con mucha preocupación que están buscando generar un rechazo del pueblo cuando nosotros no tenemos culpa de la situación. Vamos a demostrarle a ellos que amamos esta empresa, que queremos recuperar nuestra planta y que no nos malinterpreten”.

Meléndez insistió en que la “situación de Sidor es bastante preocupante. Pedimos disculpas si hemos causado incomodidad. La gerencia, que no ha dado pie con bola en estos años, ha llevado a la destrucción de la empresa”.

Acuerdos tras bastidores

La explicación para la intervención de una nueva comisión sólo tiene respuesta, para el vocal de Sutiss, Leonel Grisett, en las negociaciones entre el gobierno de Venezuela y la República de China.

“Lo que a la final está empastelando toda esta negociación, más allá de las propuestas que haya podido hacer Sutiss y lo que complica esta agenda, es la negociación que tiene en pie el Gobierno con los chinos, como salvación a la crisis económica”.

A9SUTISSPasajeros atravesaron caminando la protesta, y algunos conductores se aventuraron a buscar salida por una trocha

Mientras terminan de concluir las condiciones con los nuevos socios, plantea Grisett, están dilatando una repuesta. “Por eso están hablando de una reunión de alto nivel, no se refieren a la que estuvimos, ahora hablan de alto nivel ellos solos”.

Para Meléndez ese es el planteamiento que está detrás de Sidor, la empresa renacionalizada por el presidente Hugo Chávez en 2008 después de un duro conflicto en la discusión del contrato colectivo de aquellos cinco mil sidoristas con la transnacional ítalo-argentina Ternium.

“Nosotros estamos alertando de esta situación, que el presidente de China esté visitando al país. ¿Cuál es la situación de Sidor? Lo que quieren es privatizarla nuevamente, y no lo vamos a permitir”.

El contrato colectivo de Sidor tiene cuatro años vencido por primera vez en sus 52 años de historia. La negociación de este convenio colectivo es el primero que se discute con el gobierno “chavista”.

Hacia un contrato “socialista”

– Agosto 2012. Presidente Hugo Chávez ordena discutir contrato colectivo de los 14 mil sidoristas.

– Septiembre 2012. Comienza negociación del contrato colectivo.

– Octubre 2013. Sutiss inicia conflicto por más de 53 días para presionar discusión, reconocimiento de pasivos y corrección de la hoja salarial.

– Mayo 2013. Trasladan discusión de contrato colectivo a Miraflores, sin resultados durante cuatro semanas.

Rangel Gómez pide “reflexión” a sidoristas

A9RANGELGOMEZEl gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, llamó a los trabajadores de Sidor a ejercer la protesta pacífica y no enviar “señales erradas al mundo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.