La dirección de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas sigue apostando al diálogo, aunque en paralelo estudian “acciones de calle” si el espacio de discusión con el Gobierno no se concreta.

Luego del embarque de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), la dirigencia ofreció una rueda de prensa en el Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera).

El presidente de la central por el estado Bolívar, Antonio Rivas, cuestionó que los funcionarios del Gobierno no muestren disposición para reunirse y discutir la discusión de los contratos colectivos, el pago de pasivos y las inversiones para la industria. 

“Ante esta situación difícil estamos viendo que el Ejecutivo coloca interlocutores que no son válidos para nosotros y que, cada día que pasa, desconocen la realidad de Guayana y desconocen a los genuinos representantes de los trabajadores de las empresas básicas”, dijo el también secretario general del Sindicato Único de Profesionales de CVG Bauxilum.

La Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas desconoce a los funcionarios de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y del Ministerio de Industrias como “interlocutores válidos” para resolver la situación operativa y laboral de las empresas básicas

Por esa razón pidió al presidente de la República, Hugo Chávez, que asuma “el papel como Gobierno para las empresas básicas de Guayana” pues, para la central, queda demostrado que ni los funcionarios de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) ni del Ministerio de Industrias son “interlocutores válidos” para resolver la situación operativa y laboral de las empresas de la región.

Rivas recordó que en 2009, Chávez acusó a los trabajadores de Guayana de tener privilegios en una cadena nacional desde Ciudad Piar. La protesta de los sindicatos obligó a que más tarde se retractara y fundara el Plan Guayana Socialista 2009-2019, e instalara las primeras mesas de trabajo del control obrero.

Por tanto, plantean evitar un escenario de alta conflictividad como el de 2009 durante la administración del ex ministro del Mibam, Rodolfo Sanz.

¿Y los intereses?
También solicitaron al presidente Hugo Chávez que anuncie cuándo se dará el pago de los intereses de prestaciones y días adicionales legales y contractuales. 

“Que el anuncio lo haga él (Chávez), que no lo delegue en ningún presidente ni ningún ministro porque es un dinero que depende de todos los venezolanos y se están utilizando para saldar una deuda con los trabajadores, una deuda legal y contractual”, expuso Rivas. 

Hasta ahora, señaló, sólo conocen extraoficialmente de la existencia de un punto de cuenta para la cancelación de ese derecho.

La dirección de la central está dispuesta a viajar a Caracas y protestar, como lo hicieron el 18 de junio cuando viajaban a la capital a una reunión con el Gabinete, pero en esa ocasión fueron interceptados por los cuerpos de seguridad en el estado Anzoátegui.

Rivas replicó que la prioridad de la organización no es la conformación de un Estado Mayor Conjunto Sindical sino la discusión de los reclamos reivindicativos y el relanzamiento del Plan Guayana Socialista 2009-2019. 

El propósito, reiteró el dirigente, es que estas empresas puedan ser autosustentables y no depender de la renta petrolera.

“Tenemos la suficiente capacidad en Guayana para poder hacer que estas empresas sean productivas, pero se necesita del dinero para la ejecución de los diferentes proyectos”, indicó. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 19.07.12)

Respaldo a Alfredo Spooner 

Los 42 voceros que asistieron a la rueda de prensa en el Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera) anunciaron su respaldo al candidato de la plancha 7, Alfredo Spooner, quien aspira a la secretaría general del sindicato.

El presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas, Antonio Rivas, consideró a Spooner como el más idóneo para dirigir el sindicato de los ferromineros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.