Archivo
Archivo

El movimiento sindical espera recibir hoy una respuesta del presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Carlos Osorio, sobre las cláusulas económicas previstas en los anteproyectos de contrato colectivo.

Este martes los nueve secretarios generales del sector aluminio prosiguieron en su recorrido por las empresas para agitar el ánimo de los trabajadores.

Como mínimo, esperan que haya una propuesta salarial, dijo el secretario general del sindicato de Cabelum, Obel Gómez.

El vocero de los trabajadores de la transformadora descartó que haya paralización de las empresas, más sí señaló que darán pasos “inteligentes” a fin de conseguir la firma de las convenciones colectivas, vencidas desde hace tres y hasta cinco años.

Queremos ver a Nicolás Maduro discutiendo los contratos y las inversiones de estas empresas, nosotros le vamos a decir las necesidades que tenemos, exigirle a los ministros, porque si no eso se va a quedar en discurso”

Gómez repitió el discurso de los últimos años: los trabajadores han hecho sacrificios por la recuperación de las empresas y no tienen responsabilidad en la crisis que atraviesa el sector.

De modo que esperan que el presidente Nicolás Maduro no sólo subsidie por dos años más los contratos colectivos, sino compense los sacrificios que ha hecho el movimiento de los trabajadores en los últimos cinco años.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Bauxilum (Sintrabauxilum), Edgar Valentine, dijo que la dirigencia está clara en que “patrono es patrono” y que, en todo gobierno, le han pedido al personal sacrificio… “eso siempre ha sido una cantaleta”.

Revertir la realidad

El dirigente hizo énfasis en la convocatoria a la unidad y cuestionó que, aunque el Gobierno ha informado de planes de inversión en el sector, no será posible revertir la curva descendente si no se agilizan los recursos.

“Nosotros no rechazamos el subsidio que el Gobierno le ha dado a estas empresas pero nosotros tenemos que decirle al Gobierno nacional que si no rompemos con la burocracia que existe esos recursos pueden estar aprobados, pero eso no va a responder el problema de fondo”, dijo.

En especial se refirió al Fondo Nacional para el Desarrollo Endógeno (Fonden). “Cuando las empresas van a Caracas se consiguen con que ahí llegan las solicitudes de todas las empresas, hay que romper ese tipo de burocracia”.

En esta etapa, conminaron al primer mandatario a que aparte los interlocutores y se siente directamente con la dirigencia sindical.

“Queremos ver a Nicolás Maduro discutiendo los contratos y las inversiones de estas empresas, nosotros le vamos a decir las necesidades que tenemos, exigirle a los ministros, porque si no eso se va a quedar en discurso”.

Pese a la desafortunada experiencia del contrato único del sector eléctrico, el movimiento sindical de Guayana apuesta a obtener mejores resultados en el sector aluminio.

De acuerdo con Valentine, las experiencias corporativas en la industria fueron provechosas para las estatales a diferencia de lo que pudiese ocurrir con Corpoelec, “nosotros no le tememos a eso” agregó.

“Nosotros lo que sí decimos es que si en el sector aluminio nos unimos como nos estamos uniendo ahorita, las cosas podemos avanzar”.

19 mil trabajadores dependen de la firma de los contratos en el sector aluminio. 4 mil millones de bolívares en deudas laborales calculó la Central Bolivariana hasta el primer trimestre de 2012. 4 mil millones de bolívares “ha desembolsado el presidente Nicolás Maduro para lo que es pago de sueldos, para lo que son los insumos”, dijo el ministro de Industrias, Ricardo Menéndez. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 04.09.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.