El sector eléctrico del estado Bolívar se pone las pilas. Ante la falta de respuestas por parte del Ministerio de Energía y Petróleo, los trabajadores de Corpoelec realizaron varias manifestaciones en la ciudad, concatenadas con otras en nivel nacional, para exigir el cumplimiento de sus derechos laborales.

Alexander Arcia, presidente del sindicato Sintraedelca, informó que las actividades realizadas desde su frente fueron: una asamblea de trabajadores en la sede de Edelca, entrega de volantes informativos, conversaciones con los trabajadores, dos caravanas (una con los trabajadores de Macagua y Caruachi y otra con los de Guri y Tocoma), así como la recolección de firmas para introducir un pliego de peticiones ante la Inspectoría del Trabajo.

Por su parte, el Sindicato Único de Trabajadores Eléctricos del Estado Bolívar (Suteeb), realizó una asamblea de trabajadores en la sede de Corpoelec Cadafe, en la avenida Las Américas, en donde destacaron la importancia de la lucha reivindicativa para el mejoramiento del servicio eléctrico y las condiciones laborales de los trabajadores.

Todas estas acciones forman parte de un mismo plan, pero hasta ahora no ha habido mayor unificación entre las partes. “No estamos unificados, pero vamos camino a la unificación”, acotó Arcia, anunciando la próxima creación de un sindicato único de los trabajadores del rubro.

Compromiso laboral
Francisco Alarcón, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Sector Eléctrico (Suteeb), ratificó el compromiso de Corpoelec Cadafe con el control obrero, con la defensa de la industria eléctrica y con la prestación de un mejor servicio, pero también con la defensa de sus derechos laborales.

Informó que los trabajadores de Corpoelec están discutiendo la aprobación de un pliego conflictivo de 23 puntos violatorios de la contratación colectiva (vencida hace dos años), el cual introducirán este primero de septiembre ante la Inspectoría de Trabajo de Puerto Ordaz. “Invitamos a todos los trabajadores de Edelca, Cadafe y Elebol a que nos sumemos a esta marcha, y que demos una muestra de unidad”.

En cuanto a la aprobación de 900 millones de bolívares para la corporación, Alarcón manifestó que, efectivamente, se habían recibido, pero que la gerencia nacional no ha dado mayores detalles sobre el destino de los mismos.

Por eso nuevamente exigieron la destitución de la gerente nacional de talento humano, Iraida Alfonzo, por dirigir la corporación “como si fuese una bodega”.

Finalizó reiterando la necesidad de unificación de los trabajadores de la corporación para darle mayor fuerza a las luchas comunes, y dejar a un lado los particularismos de algunos sindicatos.

“Si las mezquindades de los dirigentes impiden la unificación de los trabajadores, los trabajadores le vamos a pasar por encima y vamos a lograr la unidad de las bases sobre cualquier obstáculo personal que quieran imponernos”. (RUS) (Ramsés Ulises Siverio, Correo del Caroní, 26.08.11)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.