DSC06893Con gran fortaleza y convicción de ser la única representación de trabajadores a nivel nacional que levantan su voz de protesta ante los atropellos del gobierno y de la Corporación Eléctrica, los integrantes de la Plancha Nª 1, realizaron un Acto a objeto de explicar a los asistentes un conjunto de acciones:

1.- ) la Presentación de un Recurso Constitucional en respuesta al Decreto de Intervención del sector eléctrico, ordenada por el gobierno mediante el decreto 9.429;

2.- ) la Demanda laboral exigiendo el cumplimiento de la Convención Colectiva 2009-2011, y

Por eso el decreto de intervención es una medida netamente patronal, que tiene como objeto atacar a las organizaciones sindicales y los derechos de los trabajadores. Vemos en este decreto el desmentido de que este sea un gobierno obrerista”

3.-) el Recurso de nulidad del Estatuto y por un plan de jubilación único para los trabajadores de la Corporación eléctrica.

Esta actividad se realizó en el Auditórium del Colegio de Ingenieros de Caracas, -martes 30 de julio- ante un representativo grupo de trabajadores y jubilados de distintas partes del país.

Fueron tres intervenciones centrales, iniciando la exposición sobre la situación de deterioro de las empresas básicas de Guayana y las luchas de los distintos sectores, los gremios universitarios, ferrominera y en particular el estado de abandono de las empresas eléctricas, las pésimas condiciones de trabajo, el incumplimiento de las convención colectiva 2009-2011 y el decreto de intervención del sector eléctrico, como “respuesta de un gobierno que pareciere entender que al definirse como obrerista, es para golpear cada vez más los derechos laborales”.

Las intervenciones centrales fueron realizadas por los compañeros: Alí Briceño, Reynaldo Díaz y Francisco Malavé, quienes luego abrieron el debate ante los asistentes, interviniendo compañeros de los estados Zulia, Aragua, Vargas, Guárico, Táchira, Anzoátegui y Carabobo.

Además de los saludos del FADESS por parte de los compañeros Marlene Sifontes y Orlando Chirino, quienes respectivamente se refirieron “al acto de solidaridad con los profesores universitarios de FAPUV-FADESS” y luego a la importancia de “desarrollar un amplio movimiento de autonomía e independencia de las luchas, con miras a rescatar a las organizaciones sindicales y refundar el movimiento de los trabajadores. Por eso los de abajo, los que bregamos debemos vernos unidos, como clase, y buscar el mejor espacio posible para convocar a la refundación del movimiento de los trabajadores”.

Para el movimiento sindical, estos decretos son nocivos.

Alí Briceño, denunció la inconveniencia del decreto 9.429: Es un decreto que apoyándose en las fallas de la alta gerencia y de la desinversión del Estado, tratar de “normar la crisis” mediante esa compulsiva intervención.

No contempla en ninguno de sus artículos, la consulta, la experiencia y la experticia de los trabajadores.

Por el contrario el Artículo 14: Como consecuencia de la intervención en el presente Decreto los actos, conductas o prácticas por parte de los sindicatos de los trabajadores la Sociedad Mercantil Corporación Eléctrica Nacional, S.A. (CORPOELEC), que causen perjuicio a lo establecido en este Decreto serán nulos y no generaran efecto alguno.

“Estas líneas son una muestra anticipada del intervencionismo sindical, del irrespeto ante las acciones de los trabajadores y sus dirigentes en defensa de sus derechos. El Estado se paga y se da el vuelto, al imponer con el decreto, la intervención en la vida y las acciones sindicales. Reafirma el menosprecio de los derechos laborales contemplados en nuestros contratos colectivos y ganados con años de lucha. Para enfrentar el decreto, los trabajadores debemos perder el miedo y acompañar a los dirigentes sindicales que asuman la defensa de los derechos”.

Impongamos respeto por el contrato.

Reynaldo Díaz, se refirió con las siguientes palabras: Exigimos el pago íntegro de todas las deudas.

La empresa nos debe la evaluación y desempeño de los años 2010-2011. Exigimos el pago de 15 meses de retroactivo. Exigimos el pago de tres años de deudas en auxilios familiares.

«Por eso les lanzo la siguiente reflexión: el movimiento sindical debe arrecharse. Los trabajadores deben revisarse. Los objetivos de la dirigencia sindical no se lograran si los trabajadores no acompañan a sus dirigentes. Debemos lograr la unidad y el apoyo total de los trabajadores. No tenemos dudas de que estas demandas representan el sentir de los trabajadores. Ahora, debemos lograr que la mayoría se muevan levantándolas como banderas. »

Patrón es patrón, sea público o privado y su apellido es represión.

Con la anterior consigna los asistentes al acto se encaminan a las luchas sin mareos y equivocaciones con el papel que juegan los patronos.

Sean públicos o privados, patrón es patrón y así distinguen a todos y cada uno de los gerentes designados por el gobierno, sea o no hermanos del presidente de la república, patrón es patrón, y como tal debe responder por nuestro contrato, en cada una de sus cláusulas.

“Por eso el decreto de intervención es una medida netamente patronal, que tiene como objeto atacar a las organizaciones sindicales y los derechos de los trabajadores. Vemos en este decreto el desmentido de que este sea un gobierno obrerista”.

Se abre la ronda de intervenciones y los asistentes recriminan a Navas.

“Llevamos más de dos años subvencionando a la empresa en distintos rubros. No realizan los pagos de viáticos, la reposición de llantas, el llenado de los tanques de gasolina, la reposición de papel en las oficinas como sanitario en los baños, el suministro de uniformes y las botas de seguridad. Se hacen los ciegos, sordos y mudos con los jubilados que no reciben los reintegros por la compra de medicamentos. Los trabajadores debemos despertar ante esta situación y enfrentar a la empresa y a Ángel Navas, quien es el único responsable de la calamidad que vivimos”. De esta manera se expresó uno de los asistentes, que venía de Carabobo.

De manera seguida, otro intervino para expresar que la empresa nos roba de distintas maneras: “desde la caja de ahorros, las pensiones alimenticias, la política habitacional, y los fondos de pensión. Sin embargo, nos preguntamos ¿Qué ha hecho la empresa con todos estos recursos que son de los trabajadores y no se ven en ninguna parte invertidos?.» 

Un compañero de Aragua, expresó: “El Estado, la empresa y los dirigentes sindicales como Navas, quieren acabar con los dirigentes sindicales honestos y combativos. Nuestra respuesta debe ser unificarnos. Mostrarnos como un solo hombre, como un solo puño, enfrentarlos con la unidad y la movilización, y con la organización y el voto mayoritario de todos por la Plancha Uno, que es la de los trabajadores”.

De la misma manera, se expresó uno de Vargas: “Los jubilados estamos desprotegidos por la empresa, el Estado, las leyes y los dirigentes del combo de Navas. El salario de los jubilados se reduce al mínimo, ya que la empresa se burla del ajuste del 33% y el del 8%, que por contrato nos corresponde. Se hacen los locos. ¿Hasta cuándo?”. 

Luego de dos horas de exposiciones y gran número de intervenciones de los asistentes, se da fin a un acto muy combativo y en procura de la unidad, llamando a los trabajadores eléctricos a asumir la defensa de sus derechos. (Armando Guerra, Deslinde 2011, 02.98.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.