A3PORTON3SIDOR2Con la creación de organizaciones paralelas al sindicato de trabajadores denominados Control Obrero, activos aseguran que la intención del gobierno es liquidar a los sindicatos.

Luego de ser firmado el contrato colectivo que beneficiará a 14.500 empleados de la empresa Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro, y el cual contempla un incremento salarial de Bs 170 diarios, se pudo conocer que empleados de la nombrada empresa temen que la misma pase a manos de empresarios chinos.

Los activos hasta los momentos mantienen la presunción, sin embargo, el primer rumor de la supuesta venta de la siderúrgica vino desde arriba.

El problema que provocó las constantes denuncias por parte de los sidoristas ya fue atendido, aunque trabajadores reclaman que el contrato no fue previamente estudiado por las partes interesadas y aseguran que el mismo fue firmado a puerta cerrada en horas de la madrugada del pasado jueves 14 de agosto.

La creación de organizaciones paralelas a los sindicatos de trabajadores denominados Control Obrero, ponen en alerta a los sindicatos activos, ya que los mismos destacan que quienes se desempeñan en dicho control son puestos por el gobierno.

En este sentido, el presidente del movimiento laborista e integrante del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess), Froilan Barrios, expresa que «el gobierno quiere acabar con los sindicatos desmoralizándolos con desmoralizarlos la instauración de otras organizaciones obreras».

Asimismo enfatizó que ya se ha hecho costumbre que el estado tenga como método firmar los contratos colectivos en el sector público como en casos como Pdvsa, CANTV y la electricidad sin consultar a los trabajadores.

Barrios ejemplificó el caso del nuevo contrato marco de los empleados públicos con el cual se benefician 2 millones de trabajadores, pero los mismos no fueron consultados.

Por otra parte, el representante de FADESS resaltó que actualmente el presidente del sindicato de Sidor; José Luis Hernández se manifestó en desacuerdo con la forma en la que fue firmado el contrato colectivo y destacó que el mismo debió aprobarse en una asamblea con el personal obrero y sindicalistas. (Damarins Díaz, Diario Tal Cual, 18.08.2014)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.