Luego del crédito adicional de Bs 1,6 millardos que aprobó la Asamblea Nacional (AN) para mejoras laborales de la Corporación Eléctrica (Corpoelec), trabajadores de esa empresa en Anzoátegui exigieron la incorporación en nómina de 200 tercerizados.

De Sousa recordó que en todo el país son unos 5 mil 509 personas que esperan ingresar como fijos a Corpoelec.  

El secretario general del Sindicato  Nueva Fuerza Laboral del sector Eléctrico (Sinflelea), Fernando De Sousa, precisó que el grupo de subcontratados pertenece al área de vigilancia y aseo de los cinco distritos técnicos que operan en la entidad (Anaco, El Tigre, Puerto La Cruz, Barcelona y Clarines).

Denunció además que la estatal les adeuda ocho meses de sueldo y otros cinco de bono alimentario.

“Están allí aguantando porque hay un compromiso del presidente de la República (Hugo Chávez) de honrar y absorberlos a todos”.

Espera que las autoridades de la empresa cumplan las instrucciones del jefe de Estado. “Queremos que se incluya a los que ya están laborando, no a los paracaidistas”.

De Sousa recordó que en todo el país son unos 5 mil 509 personas que esperan ingresar como fijos a Corpoelec.

Irresponsable   

El subcomisionado de Distribución y Comercialización de la prestadora del servicio, Hugo Márquez, negó que haya retrasos en el pago de nómina de la estatal.

El funcionario aseguró que las quincenas se cancelan “religiosamente”, incluso un día antes de lo establecido. “Eso lo pueden comprobar en una encuesta rápida aquí en las oficinas”.

Calificó como irresponsables las declaraciones del secretario de Sinflelea y argumentó que la actitud del sindicalista se debe a que en julio habrá elecciones municipales.

“Yo podría responder a esas afirmaciones si tuvieran un mínimo de base”.

Después de emitir este comentario, Márquez se negó a responder otras preguntas sobre el reclamo de sindicato liderado por De Sousa.

Deficiencias  

El dirigente sindical también criticó que las 28 subestaciones vigiladas del estado Anzoátegui presenten fallas en los equipos de potencia.

Indicó que aunque hay recursos, no existe voluntad para reparar las averías que se presentan en la distribución.

Citó que en el caso de la subestación Cuartel, en Nueva Barcelona, “no tienen ni baño para los funcionarios que allí laboran”.

También reiteró su petición a la empresa de entregar la dotación de uniformes que tienen en almacén desde hace dos semana.

Del mismo modo denunció que sólo un vehículo funciona en cada uno de los cinco distritos técnicos de la entidad.

“En Barcelona, seis de las siete unidades están dañadas. ¿Cómo prestamos servicio bajo esas condiciones?”

Según el sindicato, esta oficina de operaciones es la más grande del país debido al tamaño del municipio Bolívar.

Freddy Serrano, dirigente vecinal del sector El Espejo I, admitió que la situación afecta “directamente” a las comunidades.

Pidió a la directiva de Corpoelec dotar de guantes, botas, bragas y cascos a los trabajadores de la estatal.

“Sabemos que son importantes esos implementos porque trabajan con alta tensión y ahorita están operando con sus propios zapatos”.

Aprovechó la oportunidad para reportar que en su sector se producen de dos a tres fallas eléctricas a la semana.(Rogelio Acosta, El Tiempo, 21.02.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.