La Central Bolivariana de Trabajadores comenzará, a partir de la próxima semana, la definición de los reglamentos que permitirán desarrollar las normas de la Ley Orgánica del Trabajo, de los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt).

Carlos López, coordinador general de la organización sindical, indicó que aún cuando el Reglamento de la Ley es competencia del Ministerio del Trabajo, «se va a mantener la etapa de consulta y propuestas de todos los trabajadores». Estima que en un lapso de dos meses podría estar definido el Reglamento de la Lottt.

No obstante, fuentes gubernamentales consideran que la redacción de esa normativa tomará más tiempo, pues no está en la agenda inmediata del Ministerio del Trabajo. Aseguran que hay procedimientos nuevos de la Ley que ameritan que se afine su ejecución antes de reglamentarlos.

En cuanto a las leyes especiales, López indicó que será un trabajo que le corresponderá a la Asamblea Nacional, debido a que está por vencerse el poder habilitante otorgado al presidente Hugo Chávez.

Entre las leyes especiales se encuentra el tema de los Consejos de Trabajadores, que dada su complejidad no fue incorporado en la Lottt. «Es una ley de mucho de debate, los trabajadores todavía no tenemos claro cómo van a operar y hasta dónde van a llegar sus atribuciones», explicó el dirigente sindical.

Tabulador privado

En la Central Bolivariana de Trabajadores está latente la idea de establecer un tabulador de salarios para el sector privado. Es una iniciativa que maneja un grupo de dirigentes sindicales y que será presentada para su debate en la reunión extraordinaria de la organización en las próximas semanas.

Franklin Rondón, integrante de la Central de Trabajadores, considera que es un planteamiento «perfectamente justo y conveniente».

En su opinión, «no es justo ni legitimo que existan personas con el mismo cargo, función y horario, y tengan salarios distintos (…) Si partimos del principio igual salario igual trabajo, las empresas privadas deberían ajustarse».

En el ámbito empresarial rechazan esta idea. Jorge Botti, presidente de Fedecámaras, calificó como un «gigantesco despropósito» la idea surgida en la Central Bolivariana de Trabajadores. El dirigente empresarial destacó que el Gobierno nacional ha sido incapaz de administrar eficientemente temas laborales en el sector público y que difícilmente lo hará con una nómina de 4.6 millones de personas empleadas en el sector privado.

Recordó que en los últimos años el Ejecutivo nacional ha desplegado medidas y controles que solo han «asfixiado» al sector privado y que la Lottt limitará aún más las inversiones y el empleo formal.

Para el Frente Autónomo para la Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, la propuesta constituye una intromisión en la autonomía sindical. Sin embargo, Rondón dijo que este no es el interés que se plantea con el tabulador para los trabajadores del sector privado. «¿Cómo se va a violar la autonomía sindical, si sería una iniciativa de los trabajadores?».

Miembros de la organización sindical oficialista esperan que se formalice la propuesta. Creen que la viabilidad sería en todo caso para el sector administrativo privado. (Yaneth Hernández Roberto Deniz, El Universal, 11.05.12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.