Archivo
Archivo

El Gobierno y Corpoelec a través del Decreto Presidencial Nº 21 de fecha 24-04-2013, publicado en Gaceta Oficial Nº 40.153, mediante el cual se ordena la intervención de la Sociedad Mercantil Corporación Electrica Nacional, S.A., se abrogaron los derechos constitucionales y laborales contenidos en el Contrato Colectivo al DECIDIR lo que le convenga al patrono en materia de derechos laborales y en consecuencia pueden botar, trasladar, imponer sueldos al personal activo, jubilado, rescindir contratos laborales, desmejorar jubilaciones, posponerlas, pagar cuando quiera y lo que quiera y por si quedaban dudas, cualquier trabajador que quiera reclamar, se lo impide porque ya le pidió al TSJ que le diera una prorroga hecha efectiva a partir del 07-10-2013 para seguir aplicando estas medidas por 6 meses más. Ya los Tribunales de Trabajo, el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo están al tanto de esta medida de fuerza negativa hacia los trabajadores y por lo tanto no recibirán ninguna reclamación o demanda de carácter laboral durante la vigencia de la intervención.

Informamos a los trabajadores y trabajadoras de Corpoelec que con el Decreto de Intervención de Corpoelec se paralizan las demandas salariales ya admitidas en los Tribunales Laborales del país

Es decir le quito los derechos constitucionales a sus mejores representados, pero si por alguna razón se quejan “también lo reprimen”.

Así lo dice el Artículo 9 literal 14 del Decreto de Intervención de Corpoelec.

Porque puede impedir a los trabajadores ejercer sus derechos irrenunciables del trabajo, la estabilidad laboral, a ocupar cargos superiores, a la sustitución de otro trabajador, al pago del 10% de las cajas de ahorro, a la cancelación de utilidades, vacaciones, bonos vacacional, y prestaciones sociales completas, al 8% del los años 2011, 2012, 2013 y pronto 2014, con todas sus incidencias salariales, además de todos los derivados del Contrato Colectivo Nacional Vigente.

Este decreto significó para la clase trabajadora un “golpe seco en la nuca”, que si logramos recuperarnos, “quedaremos tocados” por largo tiempo. “Esto es amor que le tienen a los obreros y a la clase trabajadora en general”.

De 113 cláusulas del Contrato Colectivo, 53 nunca se han cumplidos correctamente, aunado a una inflación del 50% interanual, un salario promedio para los trabajadores con 20 o más años de Bs. 5.853,00, aquí la gran mayoría no logra un cargo superior desde hace 10 años, los servicios de hospitalización, cirugía y maternidad (HCM) pésimos o nulos en gran parte de los centros de atención, sin medicinas, sin comedor desde hace varios años. Hay que sumarle dos años y tres meses sin Contrato Colectivo, porque el anterior se venció el 01-08-2011.

Toda esta deuda suman un aproximado de 300.000,00 Bs por trabajador. Este “mazazo” no lo esperaban los trabajadores porque el Gobierno, Corpoelec y su Junta Interventora siempre manifiestan públicamente que es un “gobierno obrerista” y lo que ejecuta es para defender a los trabajadores y al pueblo mismo del imperio y de los enemigos de la Patria.

Nosotros, como Frente Autónomo Sindical Eléctrico (FASE) a nivel nacional, rechazamos firmemente este decreto de intervención en lo que respecta al Contrato Colectivo, Artículo 9.

(literales 14 y 16), 10, 11 y EL 14 DEL REFERIDO DECRETO QUE ESTABLECE: como consecuencia de la intervención ordenada en el presente Decreto los actos, conductas ó prácticas por parte de los Sindicatos de los Trabajadores de la Sociedad Mercantil Corporación Eléctrica Nacional, S.A. (Corpoelec), que causen perjuicio a lo establecido en este Decreto serán nulos y no generarán efecto alguno.

Estos artículos violan derechos y garantías constitucionales consagrados en los artículos 49, 51, 89, 95 y 257; de la misma manera desconocen los convenios 87 y 95 de la Organización Internacional del Trabajo; motivo por el cual interpusimos un recurso de nulidad de varios artículos del Decreto N° 21 porque se esta violando abiertamente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica del Trabajo y los acuerdos suscritos con la organización Internacional del Trabajo (OTI) en materia de derechos laborales y sindicales.

Lamentamos que un PRESIDENTE OBRERISTA haya firmado el contenido de un Decreto que atenta contra los Derechos Laborales Históricos de la clase trabajadora.

Hacemos un llamado a todos los trabajadores y trabajadoras, y familiares de Corpoelec, así como a los demás Sindicatos del país para que asistan el día 5 de Noviembre del presente año ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con el fin de exigir que se respeten nuestros derechos laborales por parte del Gobierno y la Junta Interventora de Corpoelec. La protesta debe servir para apoyar masivamente la adhesión a la solicitud de nulidad de los referidos artículos, admitidos por el TSJ.

Informamos a los trabajadores y trabajadoras de Corpoelec que ese Decreto de Intervención de Corpoelec paralizan las demandas salariales ya admitidas en los Tribunales Laborales del país.

Como por ejemplo, los triples 8%, las homologaciones de Pensiones por Jubilaciones a Salarios Promedios, aumento del 25% del salario a partir del 2008 para trabajadores de la extinta CADAFE, Reclamo de Salarización del Lunch y Riesgo Eléctrico, entre otras.

Por todas estas condiciones laborales delicadas que estamos atravesando se hace indespensable y/o impostergable la UNIDAD SOLIDARIA EN ACCIÓN para enfrentar a un patrón decidido a reducir nuestros derechos sagrados establecidos en la Convención Colectiva Nacional y la Constitución Bolivariana de Venezuela.

¡¡Marchamos con los Trabajadores No con el Patrono!!

RESPONSABLE: Reinaldo Díaz, Aldo Torres, Yarisma Bogarín, Alí Briceño, Rafael Valecillo, José Castro, Ana Abreu, Luis Marcano, Oscar Naar, José Toro, Cesar Rendon, Luisa Alvarado, Freddy Morillo, Freddy Pérez, Jesús Torrealba, Irma Caldera, Pedro Briceño, Cesar Ortelano, Alejandra Romero, Yolarbys Alfonso, Freddy Medrano, Pedro del Valle, Nelsón Suarez, Petra Barbaresco, Omni Veliz, Yonny Echezuria, Iris Hernández, Rafael Rivero, José Cedeño, Luis Sanchez, entre otros integrantes del FASE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.