2013-08-07_11-25-48_737José Bodas, Secretario General de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV) denunció este miércoles en una rueda de prensa realizada en la sede de Provea, las “pretensiones de PDVSA de criminalizar la protesta y desconocer el derecho a la convención colectiva.”

Bodas, quien fue detenido el pasado 01.08.13 por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana mientras entregaba volantes a las puertas de Petro-Anzóategui en el Complejo Criogénico de Jose, expresó que con la aplicación de la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación, el gobierno nacional busca restringir y criminalizar las luchas de las y los trabajadores.

Hacemos un llamado a la FUTPV, a la UNETE y al FADESS a mantenernos unidos, solo la unidad y la movilización va a enfrentar y derrotar esta política antiobrera de criminalización de la protesta y violación al derecho a la convención colectiva»

“PDVSA viola la libertad sindical y asesina la convención colectiva”, afirmó el dirigente.

Señaló que todas las actividades sindicales orientadas a la exigencia de derechos, están siendo criminalizadas mediante el empleo de la Guardia Nacional Bolivariana.

“Se nos amenaza con enviarnos a prisión sólo por entregar volantes” dijo.

El dirigente sindical puntualizó que con la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación se incrementan las amenazas contra el sindicalismo autónomo, al convertirse en delitos, derechos consagrados en la Constitución y las leyes como la huelga y la manifestación pacífica.

José Bodas denunció también el incumplimiento del 80% de las cláusulas de la contratación colectiva vigente por parte de la directiva de PDVSA y las empresas mixtas.

Destacó que las prestaciones sociales de los trabajadores de la nómina no contractual, no están siendo canceladas conforme a lo establecido en la nueva Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores.

Añadió que otras reivindicaciones de los trabajadores petroleros como las evaluaciones de desempeño no han sido canceladas por la directiva de la empresa.

Bodas manifestó que las actuaciones de PDVSA forman parte de una política sistemática del gobierno nacional para desconocer los derechos de los trabajadores,  que en su opinión encuentran su máxima expresión en la industria petrolera, las empresas básicas y ahora Corpoelec.

Finalizó haciendo un llamado a la clase trabajadora. “Hacemos un llamado a la FUTPV, a la UNETE y al FADESS a mantenernos unidos, solo la unidad y la movilización va a enfrentar y derrotar esta política antiobrera de criminalización de la protesta y violación al derecho a la convención colectiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.