Provea reproduce a continuación el siguiente comunicado en rechazo del despido injustificado de dos trabajadores del Circuito Judicial Penal del Estado Lara:

La Comisión de Derechos Humanos de la Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela, rechaza el despido de los dirigentes sindicales Vladimir Bolívar Alcalá y Hugo Nápoles Molina, a través de la conducta arbitraria de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, en franco detrimento a la libertad sindical y derechos humanos y fundamentales.

El compañero estudiante Vlamidir Bolívar Alcalá cursa el segundo año en la Facultad de Derecho de la Universidad Fermín Toro en Barquisimeto, Estado Lara; es funcionario judicial desde 1994, ejerciendo el cargo de Asistente de Tribunal en el Circuito Judicial Penal del Estado Lara. Es además Secretario de Conflictos y Reclamos del Estado Lara del Sindicato Nacional de Trabajadores Tribunalicios “SINTRAT”. El compañero Hugo Nápoles Molina, es también Asistente de Tribunal en el Estado Lara y Directivo Seccional en Lara y Directivo Nacional Suplente. Ambos en la actualidad candidatos para la reelección de autoridades de la Directiva Nacional de “SINTRAT” a celebrarse en el mes de agosto de 2010.

El 11 de Junio de 2010, la ciudadana Yanitza Pamphil en su carácter de Jefe de Asesoría Legal adscrita a la Dirección de Recursos Humanos de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, junto con una comisión de seguridad, se presentaron en la sede del Circuito Judicial Penal del Estado Lara y mediante el uso de la fuerza, impidieron el acceso de Bolívar y Nápoles a sus puestos de trabajo, allanando -sin que mediara orden judicial alguna- las instalaciones del local seccional del Sindicato “SINTRAT”. El 22 de Junio de 2010, por carteles publicados en el diario Ultimas Noticias, conforme a resoluciones N°. 409 y 408 del 09 de junio de 2010, suscritos por el Director Ejecutivo de la Magistratura, ciudadano Francisco Ramos Marín, los compañeros Bolívar y Nápoles fueron notificados de la remoción de sus cargos, sin que mediase procedimiento legal alguno.

Conforme a las notificaciones publicadas, los despidos se fundamentan en el hecho de que los cargos que desempeñan califican como “personal de confianza”, no obstante, la CDHFEDEVE advierte que el cargo de “Asistente de Tribunal”, se encuentra calificado en el Estatuto del Personal Judicial como un cargo de carrera por tanto, está sujeto al procedimiento especial establecido en la ley. Se advierte además que con la remoción del cual fueron objeto nuestros compañeros, se violó el fuero sindical contenido en los artículos 418, 449 y 451 de la Ley Orgánica del Trabajo, el fuero electoral contenido en el artículo 452 de la misma Ley, además de la protección especial a la paternidad contenida en el artículo 8 de la Ley para la Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad, en virtud del nacimiento del menor hijo del compañero Bolívar.

Como estudiantes de Derecho fieles a la justicia, repudiamos abiertamente la actuación de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, constituyendo su actuar una franca violación de derechos humanos y fundamentales, siendo ellos los encargados del funcionamiento de la administración de justicia en nuestro país.

Manifestamos nuestra profunda preocupación como futuros profesionales del Derecho, pues acciones arbitrarias como estas ayudan a la pérdida de la independencia del poder judicial, infundiendo temor entre sus funcionarios y en fin, sometiendo los tribunales a la conveniencia política del régimen imperante en Venezuela. Los estudiantes de Derecho nos mantenemos firmes en el objetivo de que nuestro máximo Tribunal de Justicia sea ejemplo del mayor respeto hacia las leyes, la dignidad humana y la justicia. Invitamos a todos los ciudadanos nos acompañen a hacer eco de esta consigna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.