Archivo
Archivo

Los movimientos sindicales de Ciudad Guayana han cobrado fuerza en los últimos meses, tras el descontento de la masa laboral por las irregularidades suscitadas con sus contrataciones colectivas.

Sus secretarios generales se han pronunciado sin cesar, puesto que el Gobierno y los titulares de las empresas que conforman el parque industrial, han dilatado las firmas de las convenciones que los amparan.

Venalum, Alcasa, Sidor, Carbonorca o Bauxilum se han mantenido en el ojo del huracán durante años, debido a que las disposiciones y estamentos que resguardan a sus trabajadores no se han renovado en los períodos esperados.

1 año tiene Sintralcasa discutiendo su convención colectiva, 90% de avance lleva la discusión del contrato en Alcasa, 7 años han esperado los trabajadores de Venalum por mejoras económicas

Descontento generalizado

Las asambleas y las calles se han calentado en varias oportunidades, ya que los agraviados han protestado de forma pacífica para exigir sus justas reivindicaciones.

Sin embargo, los movimientos de base alcanzaron su punto de ebullición, y se cansaron de esperar por acciones que no terminan de cristalizarse.

Los líderes sindicales que integran el sector aluminio han manifestado su inconformidad con el Primer Mandatario Nacional y con los presidentes de las factorías guayanesas, puesto que prometen respaldar su recuperación pero “fallan intentándolo”.

Las exigencias de la clase obrera han cobrado una fuerza voraz, pues sus integrantes le pusieron un ultimátum al Presidente sobre la compleja problemática que los atañe.

El vocero de Voluntad Obrera, Alexander Fajardo, afirmó que los lapsos de espera se agotaron y que el miércoles la historia cambiará.

Encuentro decisivo

Trascendió que ese día todas las partes involucradas sostendrán un encuentro con el máximo dirigente de la CVG, Carlos Osorio, y esperan que le presenten hechos y no palabras.

Los aumentos salariales y el pago de los retroactivos generados son sus principales peticiones, pero hasta ahora no se han concretado.

Se conoció que los secretarios generales de Sintralcasa, Sutracarbonorca o Sintraferrominera se darán cita en esa reunión de alto nivel, con el único fin de que se conquisten los objetivos trazados.

Ellos han solicitado el apoyo de los pensionados y jubilados, personal técnico, profesional y tercerizados para que su lucha sea de todos y para todos.

Fajardo secundó esa petición, puesto que a su juicio llegó la hora de la unidad. “Aplaudimos y apoyamos esa propuesta, confiamos en que si permanecemos unidos se lograrán los cambios que hemos esperado durante siete años”, expresó.

Fuerza y unidad

Exhortó a la dirigencia que los representa a “no flaquear ante diferencias políticas”, o de lo contrario estarán traicionándolos. “Invitamos a los dirigentes oficialistas a no recular para que pasado mañana escuchemos buenas nuevas”, aseveró.

Enfatizó que de no obtener los resultados esperados, se verán forzados a librar una cruzada más radical por sus beneficios laborales. “Llegó el momento de que nuestras necesidades sean atendidas, basta de colores e ideologías”, mencionó.

Ese argumento fue respaldado por el delegado de prevención de Alcasa, Dennys Sucre, quien añadió que los trabajadores no resisten más.

“Vamos a esperar hasta el miércoles para ver que pasa, pero si no hay avances agudizaremos nuestros llamados para que nuestras voces sean escuchadas”, dijo.

Instó a quienes libran la batalla por sus mejoras socio económicas a actuar con prudencia, y a caminar siempre de la mano de los trabajadores. “Recuerden que no les estamos pidiendo dádivas, exigimos respeto y alertamos que ya no aguantamos más este escenario”, puntualizó.

Un fin común

Lamentó la crisis que atraviesan las empresas básicas, producto de “la corrupción” que se ha gestado en ellas durante años. “Carbonorca y Bauxilum requieren inversiones urgentes porque están produciendo por debajo de su capacidad instalada”, destacó.

En torno a la actualidad alcasiana, recalcó que falta mucho camino por andar para rescatarla. “Hay fallas en el área de laminación… Pese a que se han hecho las inspecciones para identificarlas no se ha logrado nada, se pierden los reales”, detalló.

Recordó que en 2009 conformaron mesas de trabajo para evaluar las fortalezas y debilidades de la planta, pero el dinero para ejecutar las propuestas “nunca apareció”. Rechazó esas irregularidades, puesto que a su juicio, la masa obrera ha “entregado su vida” para preservarla.

Aún así, le dio un voto de confianza a los secretarios generales para que cumplan con su trabajo.

Para ellos, el miércoles será decisivo pues les ofrecerá motivos para celebrar o para reforzar sus reclamos. Todo subyace en un fin común: que sus esfuerzos y labores sean dignificados.

Cifras

1 año tiene Sintralcasa discutiendo su convención colectiva, 90% de avance lleva la discusión del contrato en Alcasa, 7 años han esperado los trabajadores de Venalum por mejoras económicas.

Fajardo: “Se acabó el tiempo de las separaciones políticas, es el momento de unirnos para ver una luz al final del túnel”. Algunas actividades.

Hoy: Asamblea en el portón de Bauxilum

Mañana: Asamblea en Carbonorca

Miércoles: Asamblea en Alcasa y encuentro con Osorio en la CVG

Los secretarios generales participarán en cada uno de esos encuentros, con el fin de que se afinen los detalles sobre el plan de acción que ejecutarán de no obtener los resultados esperados. (Rita Colina, Nueva Prensa de Guayana, 02.09.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.