Archivo
Archivo

Faltan pocos días para el cobro de la quincena en Sidor y la angustia de los trabajadores comienza a sentirse tras 10 días de protesta. Los sidoristas manifiestan preocupación por el rumbo del conflicto pero seguros de que no hay marcha atrás en su exigencia.

En los últimos cinco días la escena ha sido similar en el portón III.

El presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss), José Luis Hernández, mantiene su discurso: el presidente Nicolás Maduro está engañado; las exigencias de pago según la fórmula propuesta se mantiene y duras críticas contra el presidente de la CVG, Carlos Osorio.

Al décimo día de protesta, los trabajadores mantienen la empresa paralizada, firmes en su reclamo, pero agotados de los pocos mecanismos conciliadores entre el sindicato y la empresa.

Nosotros mismos le pasamos por encima al sindicato porque ya estábamos cansados que todos los años cobrábamos las mismas vacaciones, aunque recibíamos aumento por mérito

Ese ambiente se siente en la tribuna sidorista. Alrededor de la dirigencia se concentran los militantes de cada equipo, pero al final del portón III el debate es profundo. Los sidoristas escuchan atentos, incrédulos y preocupados del color que ha tomado su reclamo.

Allí, entre el grupo de trabajadores que espera el bus para entrar al área, escucha Alexis Córdova la asamblea matutina. “Nuestros hijos no comen con televisores, ni con neveras, si no hay plata la nevera no se llena”, vocifera el presidente de Sutiss y Alexis escucha.

Hace seis años que entró a Laminación en Frío y, como todos, está convencido de que la empresa les ha robado.

“Estamos cansados, ya queremos que esto se resuelva, no queremos seguir más con este paro y esta cosa”, dice.

Lamenta que la única forma de conseguir los beneficios sea recurriendo al arma legal más importante de los trabajadores: la huelga. “Ya va mucho tiempo pero no podemos permitir que nos paguen así.

De otra forma no se consigue (que les paguen), lamentablemente es así pero ya va mucho tiempo, ya tiene que haber un acuerdo, algo por allí para acabar con este problema”.

Alexis no cree que Nicolás Maduro esté engañado como asegura el presidente del sindicato. “Maduro sabe que estamos parados por la hoja de cálculo, él lo sabe. Nosotros mismos le pasamos por encima al sindicato porque ya estábamos cansados que todos los años cobrábamos las mismas vacaciones, aunque recibíamos aumento por mérito. Nos cansamos de eso, y ahora yo no sé por qué dice eso que el sindicato nos está manipulando. Nosotros hicimos eso porque estábamos cansados”.

Por ese conocimiento, no duda del tinte político que ha tomado el conflicto. “En un principio había una unidad de toditos ellos, del sindicato, ahora no, por un lado está Alianza Sindical, por otro lado el otro y así no se puede”.

Procesión por dentro

La preocupación, incluso, ha llegado a los niveles supervisorios y gerenciales. Ayer un grupo coordinaba una manifestación interna para presionar la unidad del sindicato. ¿La razón? Sidor ha mandado a no cancelar salario este 30 de noviembre a los trabajadores participantes de la huelga.

La estrategia de la empresa inquieta a los sidoristas que no ven ánimos, ni del Estado ni de Sutiss, para resolver.

En esa angustia, algunos, como Pedro Sánchez, creen que la solución es que justo Noguera, el ex presidente de Sidor y ahora comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, regrese a la siderúrgica y medie en el conflicto.

– Pero Noguera no tiene competencia en resolver la huelga

– No sé, pero él buscará la forma -dice Pedro, un trabajador con 29 años de antigüedad en Sidor.

Un poco de diálogo

Pese a que están convencidos de su reclamo, algunos sidoristas sostienen que el presidente del sindicato se ha radicalizado demasiado.

Jorge Díaz considera que es tiempo de que haya un acuerdo. “La posición del sindicato está un poco radical pero el Gobierno también. El Gobierno está proponiendo algo pero no lo propone serio, el sindicato propone otra cosa pero tampoco es flexible”, comenta al tiempo que en el fondo, de las cornetas que rodean la tarima, se escucha al presidente de Sutiss afirmar que “esas lacras” mataron a Hugo Chávez.

Suponen, pues, que se refiere a funcionarios como el presidente de la CVG, Carlos Osorio, a quien Hernández responsabiliza de lo “mal informado” que está Maduro sobre Sidor”.

Así que Jorge hace una pausa y prosigue. “Yo pienso que el sindicato tiene que pensar más en el beneficio común, analizar con calma la propuesta que da el Gobierno y flexibilizar un poco”.

Le parece, como a otros, que el fin común “del ministro y del sindicato es mantener a los trabajadores bravos porque vemos que no hay seriedad del ministro, tampoco del sindicato. Estamos molestos. Por lo que se ve es que este año lo vamos a terminar con puro conflicto”.

La peor parte

Lo paradójico, sin embargo, son las condiciones de la planta. “Lo peor es que si termina este problema la empresa sigue parada”, dice un joven trabajador mientras la dirigencia sindical sigue gritando en el centro de la central de pasajero. ¿El motivo? La tan comentada escasez de repuestos, insumos, herramientas y dirección de la planta.

Si hubiese ánimo de producir, comenta un técnico de Laminación en Caliente, Hernán López, el Ejecutivo hubiese hecho lo necesario, en cambio, “el Gobierno no ha colocado a la gente apropiada. Desde que se nacionalizó aquí no se hace una parada mayor”, coloca como ejemplo.

Hernán concluye que el resultado es un barco a la deriva. Y sinceramente, señala, “aquí lo que pasa es que esta vaina la agarró la política”.

Claves de la protesta

√ El tercer conflicto en Sidor en menos de tres meses por el reclamo de una nueva fórmula para el cálculo de utilidades y la corrección de la hoja de cálculo. Trabajadores aseguran que el esquema aplicado por Sidor causa que mientras se incremente el salario, los beneficios sean menos.

√ Aunque las cláusulas de las utilidades es una de las últimas en discutirse de los contratos colectivos, en el acta del 8 de octubre el presidente de la CVG, Carlos Osorio, se comprometió a dar prioridad a la negociación de dicho reclamo para su pago inmediato.

√ Sidor ha propuesto pagar 125 días de salario integral de los meses efectivamente trabajados, más tres días de salario básico por cada mes con jornada perfecta del año, hasta un total de 36 días adicionales; de los 16 conceptos reclamados por la mesa técnica salarial, Sidor reconoce sólo 4. (Clavel Rangel, Correo del Caroní, 26.11.13)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.